Portal para Investigadores y Profesionales

Encuentra más Cursos o Publica tu Contenido en ElPrisma.com





Costeo Basado en Actividades



Enlaces Patrocinados






Navigation bar
  Start Previous page
 3 of 6 
Next page End 1 2 3 4 5 6  

actividades vitales y empeorar el rendimiento, es por ello, que las reducciones indebidas pueden
generar un deterioro innecesario. 
Hoy más que nunca las empresas necesitan establecer con mayor precisión los costos, precisan
descubrir oportunidades para mejorarlos, requiere mejorar su toma de decisiones y preparar y
actualizar sus planes de negocios. Actualmente las empresas,  especialmente las que tienen muchos
productos, grandes costos indirectos y una competencia feroz, están adoptando el Costeo Basado en
Actividades y en vez de asignar costos rastrean cada categoría de gastos relacionada con un objeto
de costeo. La nueva situación refleja, que la comprensión de las actividades fundamentales, los
costos, la estructura y la estrategia de una organización, se traducirá en  el mejoramiento del diseño y
efectividad de la misma y especialmente, del cálculo de los costos de los productos y servicios,
elementos que posibilitarán el éxito de cualquier estrategia. 
Por lo expuesto, es evidente que la implementación del análisis de la cadena de valores y el ABC,
deberían contribuir a la modernización de la economía globalizada y así la misma, logrará alcanzar
sus objetivos.
El ABC surge como una necesidad de un sistema de costo innovador, que atienda las nuevas
necesidades de un análisis estratégico de costos y es considerado como la parte instrumental del
gerenciamiento estratégico de costos: según la cual son las actividades de todas las áreas
funcionales de manufactura las que consumen recursos y los productos consumen las
actividades, con el objetivo de discriminar en las actividades que adicionan valor y las que no
adicionan valor a los  productos. El ABC,
es una de las respuestas a los grandes cambios en la
determinación de los costos que conjuntamente con JIT y el ABM, constituyen un procedimiento o
modelo de la excelencia empresarial.
El sistema de costo por actividades representa una forma de lenguaje de integración estratégica,
pues interpreta los resultados con gran proximidad al proceso  de producción.
La empresa organizada por equipos puede optar por la contratación de terceros que realizarán
algunos de sus principales procesos secundarios (tercerización), en este caso, el principal objetivo de
la empresa es concentrarse en sus principales procesos  que componen su principal negocio. En 
otras palabras, se eligen los puntos de la cadena de valor donde la empresa pretende actuar.
La implantación del ABC está facilitada por la previa existencia de un ambiente favorable, donde se
tiene transparente la cadena de valores y ya esbozados el posicionamiento estratégico y
direccionadores de costos.
Las empresas no pueden seguir realizando tareas que no le agreguen valor, deben eliminarse todas
aquellas tareas que entorpezcan o no ayuden al desempeño eficaz de los factores productivos,
porque es este valor, el que le da el posicionamiento privilegiado o menospreciado que se tenga en el
mercado, medido esto por la calidad de sus productos, la eficacia de los servicios, los precios bajos,
créditos remanente, etc.
En los años setenta, algunas empresas comenzaron a apreciar las limitaciones de la Contabilidad de
Gestión que venían aplicando, y en este sentido, quizás se puede destacar que General Electric, fue
una de las pioneras en incorporar el análisis de las actividades; concretamente a finales de los años
1960. Sus responsables utilizaron esta información sobre actividades para identificar las
oportunidades de mejora en su estructura de costos. 
En la década de los setenta, diversas firmas de alta tecnología comenzaron a adoptar similares
instrumentos de gestión, en torno a las actividades, con el fin de obtener información que les
permitiera descubrir oportunidades de mejora de la productividad.
Sin embargo, no es hasta la década de los ochenta, cuando comienza realmente a emplearse el
modelo de las actividades como instrumento de control y de gestión de los costos, con el fin de
conocer el nivel de excelencia empresarial alcanzado.
En los años 80, el mercado mundial se enfrentó al cambio de filosofía de negocios con un enfoque
globalizado, apoyado en los avances tecnológicos, cuyo objetivo es obtener productos competitivos,
minimizar costos de producción y responder oportunamente a las necesidades específicas del cliente.
La organización empresarial actual está caracterizada por la automatización, reducción de plazos de
entrega, calidad, satisfacción del cliente y optimización del costo. La planificación y el control son
vitales para la supervivencia en un entorno difícil.
Este sistema ABC, permite la asignación y distribución de los diferentes costos indirectos de acuerdo
a las actividades realizadas, identificando el origen del costo de la actividad, no sólo para la
producción sino también para la distribución y venta, contribuyendo en la toma de decisiones sobre
líneas de productos, segmentos de mercado y relaciones con los clientes. Además, mide el alcance,
costo y desempeño de recursos, actividades y objetos de costo. Los recursos son primeros asignados
a las actividades y luego estas son asignadas a los objetos de costo según su uso. Los recursos no
cuestan, cuestan las actividades que se hacen con ellos.
El ABC, se configura como un sistema de gestión. En principio resuelve en cuanto al cálculo del
costo, las deficiencias imputadas a los sistemas tradicionales; aunque para hacerlo no se requiera
utilizar este nuevo sistema de costos, pues bastaría con la correcta aplicación práctica de los
desarrollos teóricos existentes con antelación. Sin embargo, para solventar las deficiencias con la
toma de decisiones y con la planificación estratégica, la filosofía del ABC sería muy útil, por tratarse
de una novedad respecto a los desarrollos clásicos.
El enfoque de la contabilidad de costos por actividades para la gestión de costos divide la empresa en
actividades. Una actividad describe lo que la empresa hace, la forma en que el tiempo se consume y
las salidas de los procesos. La principal función de una actividad es convertir RECURSOS
(materiales, mano de obra, tecnología) en salidas. 
Históricamente se ha cargado los costos a los productos así:
Figura # 2: Cómo se cargan los costos a los productos históricamente.
13
Realmente para poder elaborar un producto se necesitan unos costos (RECURSOS) pero estos
recursos, no los consumen los productos, sino unas actividades que se realizan para poder
elaborarlos. El producto consume actividades y las actividades a su vez consumen recursos. Cabe
aclarar que bajo este sistema, los productos no son solamente susceptibles de costeo, sino todo
aquello que consuma actividades:
 
Figura # 3: Cómo se cargan los costos en el modelo ABC.
14
Todos los recursos de una empresa van enfocados a producir algo, luego ese algo hay que asignarle
todos los recursos y no solamente lo que se relacione con producción.
El sistema ABC lleva una nueva manera de pensar. Tradicionalmente los sistemas de costo eran la
respuesta a la pregunta. ¿Cómo puede la organización imputar costos para poder realizar los
informes financieros y para el control de costos de los departamentos? El sistema ABC tiene consigo
un conjunto de preguntas completamente diferentes:
¿Qué actividades e realizan en la organización?
¿Cuánto cuesta realizar las actividades? 
¿Por qué necesita la organización realizar actividades y procesos empresariales?
¿Qué parte o cantidad de cada actividad requieren los productos, servicios y clientes?
La filosofía del ABC se basa en el principio de que la actividad es la causa que determina la
incurrencia en costos y de que los productos o servicios consumen actividades, proponiendo una
solución alternativa en el tratamiento de los costos indirectos. 
Figura # 4: Filosofía de ABC
15
Por tanto, el proceso habitual consiste en que los costos indirectos son asignados a las secciones o
centros de costos correspondientes. Posteriormente, los costos de las secciones se reparten a las
actividades que se realizan en cada sección y, finalmente, los costos de las actividades se reparten
entre los productos en función de las causas o  inductores de costo.
El proceso anterior también puede hacerse, en determinadas empresas, sin pasar por las Secciones.
En este caso los costos indirectos se imputan a las actividades. 
Figura # 5: Reparto de los costos a los productos en un sistema de costos basados en la
actividades
16
Los beneficios específicos y los usos estratégicos de esta información son:
1.
Costos más exactos de los productos permiten mejores decisiones estratégicas relacionadas
con: 
Determinar el precio del producto, 
Combinar productos, 
Elaborar compras, 
Invertir en investigación y desarrollo. 
2.
Mayor visión sobre las actividades realizadas (debido a que ABC traza el mapa de las
actividades y remite los costos a las mismas) le permite a una empresa: 
Concentrarse más en la gestión de las actividades, tal como mejorar la eficiencia
de las actividades de alto costo, 
Identificar y reducir las actividades que no proporcionan valor agregado.
Entre los objetivos que persigue la implantación de un sistema de gestión de costos podríamos citar:
1.
Visión estratégica de los recursos consumidos en los procesos.
2.
Valoración de las tareas que se están realizando dentro de la organización.
3.
Valoración y análisis de las tareas de alto costo.
4.
Eliminación o reducción mediante automatización de tareas que agregan poco valor al cliente.
5.
Potenciar las tareas que aportan alto valor al cliente (interno o externo) y que no se les presta
la atención que merecen.
El ABC no se trata únicamente de un método de cálculo de costos cuyo máximo objetivo es lograr la
exactitud, sino que se trata de un sistema de gestión empresarial, englobando desde el cálculo del
costo de cualquier tipo de información para la gestión empresarial, facilitando a la alta dirección
información relevante y oportuna para la Toma de Decisiones, entre otras: el costo de las actividades
de la empresa; el costo de los procesos de negocio; el costo de los siguientes eslabones de la
cadena de valor; el costo de los productos y/o servicios; el costo de los clientes de forma individual;
qué productos son rentables y cuáles no; qué clientes son rentables y cuáles no; reducciones de
costos basados en el análisis de las actividades; reducciones de costos basados en el análisis de los
procesos; la clasificación de las actividades en actividades con o sin valor añadido y decisiones
sobre: reducción, eliminación o decisión de determinadas actividades.
En resumen el sistema de costos ABC, se fundamenta en cuatro puntos básicos:
Analizar todas las actividades que configuran la cadena de valor de la empresa como apoyo
en el establecimiento de la estrategia corporativa.
Hacer girar el centro de gravedad del sistema en las actividades y en la determinación de los
generadores de costo, entendiendo como tales las causas últimas por la que un costo se
producen.
Asignar el costo de las actividades a los productos y/o servicios.
Mostrar el papel de las actividades en la conformación de la cadena de valor.
Las consideraciones en que se asientan los sistemas ABC son:
En primer lugar, que una adecuada gestión de costos habrá de actuar sobre los auténticos causantes
de los costos, es decir, sobre las actividades que los originan. Así pues, el personal de la empresa no
puede actuar sobre los costos, sólo puede hacerlo sobre las actividades que causan esos costos.
En segundo lugar, que es posible establecer una relación causa - efecto determinantes entre
actividades y servicios, de tal manera, que puede afirmarse que a mayor consumo de actividades por
parte de un servicio, habrá que asignarles mayores costos y, en sentido inverso, a menor consumo de
actividades, menores costos.
En tercer lugar, y de acuerdo con la consideración anterior, los sistemas ABC pueden ser utilizados
para asignar de una forma más objetiva y precisa los costos.
El ABC introduce el concepto de mejoramiento de procesos del negocio en respuesta a las
necesidades expresadas por los mismos clientes; basándose en estos principios:
1.
Enfoque de “productos” basados en el valor del cliente.
2.
Costea tomando en cuenta las necesidades de los clientes.
3.
Explica “QUE”, “PORQUÉ” y “CÓMO”.
4.
Facilita los programas de optimización de costos.
Partiendo de la identificación de una necesidad de cambio, pasa al “Conocimiento del negocio” del
cliente para validar su visión del futuro, como se muestra en la Tabla # 1.
El mejoramiento continuo permite evaluar permanentemente las necesidades de mejora de la
organización y diseñar un plan a largo plazo para cubrir esas deficiencias. 
Tabla #1: ABC un cambio de Paradigmas
17
Cuando un gerente posee la visión de procesos, se encuentra en el mundo de la Administración
Basada en Actividades y cuenta con la información necesaria para:
1.
Iniciar proyectos de transformación de alto impacto.
2.
Eliminar las actividades y procesos duplicados.
3.
Integrar los esfuerzos aislados en la organización.
ABC un cambio de Paradigmas
DE:
HACIA:
Reducción indiscriminada de costos 
Prevención de costos. 
Información exacta y real 
Información relevante y oportuna. 
Relato histórico. 
Estructura futura de costos. 
Busca áreas culpables. 
Participación proactiva. 
Visión esencialmente funcional. 
Visión del proceso del negocio. 
Naturaleza de los costos: salarios, sistemas. 
Actividades que consumen recursos 
Previous page Top Next page
Comparte ElPrisma.com en:   Tweet     Mister Wong 


Es política de El Prisma.com cumplir con las leyes nacionales y tratados internacionales que protegen la propiedad intelectual y los Derechos de Autor (Copyright). Los textos mostrados en esta página han sido enviados por nuestros usuarios que han declarado ser los autores de los mismos y han permitido su uso por parte de www.elprisma.com, si usted considera que la información contenida en esta página viola sus derechos de autor, por favor envíenos su notificación de infracción a sugerencias1[en]elprisma.com y removeremos los textos de nuestros servidores. Condiciones de Uso.

Administración de Empresas y Negocios, Economía y Finanzas, Mercadeo y Publicidad, Arquitectura, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Teología, Pedagogía, Ciencias Políticas, Derecho, Historia, Bellas Artes, Comunicación y Periodismo, Español y Literatura, Filosofía, Ingeniería Civil, Ingeniería de Minas y Petróleos, Ingeniería de Sistemas e Informática, Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Ingeniería Industrial, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Química, Biología, Física, Geografía, Matemáticas, Química, Medicina, Odontología, Psicología, Agronomía, Veterinaria, Zootecnia.