Portal para Investigadores y Profesionales

Encuentra más Cursos o Publica tu Contenido en ElPrisma.com





Planificación Estratégica



Enlaces Patrocinados






Navigation bar
  Start Previous page
 1 of 5 
Next page End 1 2 3 4 5  

Planeación Estratégica
1. Introducción
Toda empresa diseña planes estratégicos para el logro de sus objetivos y metas planteadas,
esto planes pueden ser a corto, mediano y largo plazo, según la amplitud y magnitud de la
empresa. Es decir, su tamaño, ya que esto implica que cantidad de planes y actividades debe
ejecutar cada unidad operativa, ya sea de niveles superiores o niveles inferiores.
Ha de destacarse que el presupuesto refleja el resultado obtenido de la aplicación de los planes
estratégicos, es de considerarse que es fundamental conocer y ejecutar correctamente los
objetivos para poder lograr las metas trazadas por las empresas.
También es importante señalar que la empresa debe precisar con exactitud y cuidado la misión
que se va regir la empresa, la misión es fundamental, ya que esta representa las funciones
operativas que va ha ejecutar en el mercado y va ha suministrar a los consumidores.
2. Evolución de la planificación estratégica.
Cuando Aníbal planeaba conquistar Roma se inició con la definición de la misión de su reino,
luego formuló las estrategias, analizó los factores del medio ambiente y los comparó y
combinó con sus propios recursos para determinar las tácticas, proyectos y pasos a seguir.
Esto representa el proceso de Planificación Estratégica que se aplica hoy en día en cualquier
empresa.
Igor Ansoff (1980), gran teórico de la estrategia identifica la aparición de la Planificación
Estratégica con la década de 1960 y la asocia a los cambios en los impulsos y capacidades
estratégicas. Para otros autores, la Planificación Estratégica como sistema de gerencia emerge
formalmente en los años setenta, como
resultados natural de la evolución del concepto de
Planificación: Taylor manifestaba que el papel esencial del “management” exigía la
planificación de las tareas que los empleados realizarían, el gerente pensada el qué, cómo y
cuándo ejecutar las tareas y el trabajador hacía.
Esto originó un cambio estructural hacia la multidivisional. La investigación y el desarrollo
cobran mayor importancia; el lapso de tiempo entre la inversión de un bien y su introducción
al mercado se reduce cada vez más y el ciclo de vida de los productos se acorta; la velocidad
de los procesos causas, por una mayor competencia.
La Planificación Estratégica la cual constituye un sistema gerencial que desplaza el énfasis en
el “qué lograr” (objetivos) al “qué hacer” (estrategias) Con la Planificación Estratégica se busca
concentrarse en sólo, aquellos objetivos factibles de lograr y en qué negocio o área competir,
en correspondencia con las oportunidades y amenazas que ofrece el entorno.
Hace falta impulsar el desarrollo cultural, esto significa que todas las personas relacionadas
con la organización se desarrollen en su saber, en sus expectativas, en sus necesidades, y en
sus formas de relacionarse y de enfrentar al mundo presente y futuro, esencialmente
dinámico.
En la década de los sesenta, el término planeación a largo plazo “se usó para describir el
sistema.
El proceso de Planificación Estratégica se comenzó a experimentar a mediados de los años
setenta. En Venezuela se comienza algo más tarde.
Se consideran cuatro puntos de vista en la planeación estratégica:
El Porvenir De Las Decisiones Actuales
Primero, la planeación trata con el porvenir de las decisiones actuales. Esto significa que la
planeación estratégica observa la cadena de consecuencias de causas y efectos durante un
tiempo, relacionada con una decisión real o intencionada que tomará el director. La esencia de
la planeación estratégica consiste en la identificación sistemática de las oportunidades y
peligros que surgen en el futuro, los cuales combinados con otros datos importantes
proporcionan la base para qué una empresa tome mejores decisiones en el presente para
explotar las oportunidades y evitar los peligros. Planear significa diseñar un futuro deseado e
identificar las formas para lograrlo.
Proceso
Segundo, la planeación estratégica es un proceso que se inicia con el establecimiento de metas
organizacionales, define estrategias y políticas para lograr estas metas, y desarrolla planes
detallados para asegurar la implantación de las estrategias y así obtener los fines buscados.
También es un proceso para decidir de antemano qué tipo de esfuerzos de planeación debe
hacerse, cuándo y cómo debe realizarse, quién lo llevará a cabo, y qué se hará con los
resultados. La planeación estratégica es sistemática en el sentido de que es organizada y
conducida con base en una realidad entendida.
Para la mayoría de las empresas, la planeación estratégica representa una serie de planes
producidos después de un periodo de tiempo específico, durante el cual se elaboraron los
planes. También debería entenderse como un proceso continuo, especialmente en cuanto a la
formulación de estrategias, ya que los cambios en el ambiente del negocio son continuos. La
idea no es que los planes deberían cambiarse a diario, sino que la planeación debe efectuarse
en forma continua y ser apoyada por acciones apropiadas cuando sea necesario.
Filosofía
Tercero, la planeación estratégica es una actitud, una forma de vida; requiere de dedicación
para actuar con base en la observación del futuro, y una determinación para planear constante
y sistemáticamente como una parte integral de la dirección. Además, representa un proceso
mental, un ejercicio intelectual, más que una serie de procesos, procedimientos, estructuras o
técnicas prescritos. 
Estructura
Cuarto, un sistema de planeación estratégica formal une tres tipos de planes fundamentales,
que son: planes estratégicos, programas a mediano plazo, presupuestos a corto plazo y planes
operativos. La planeación estratégica es el esfuerzo sistemático y más o menos formal de una
compañía para establecer sus propósitos, objetivos, políticas y estrategias básicas, para
desarrollar planes detallados con el fin de poner en práctica las políticas y estrategias y así
lograr los objetivos y propósitos básicos de la compañía.
Lo Que No Es La Planeación Estratégica
La planeación estratégica no trata de tomar decisiones futuras, ya que éstas sólo pueden
tomarse en el momento. La planeación del futuro exige que se haga la elección entre posibles
sucesos futuros, pero las decisiones en sí, las cuales se toman con base en estos sucesos, sólo
pueden hacerse en el momento.
La planeación estratégica no pronostica las ventas de un  producto para después determinar
qué medidas tomar con el fin de asegurar la realización de tal pronóstico en relación con
factores tales como: compras de material, instalaciones, mano de obra, etc.
La planeación estratégica no representa una programación del futuro, ni tampoco el desarrollo
de una serie de planes que sirvan de molde para usarse diariamente sin cambiarlos en el
futuro lejano. Una gran parte de empresas revisa sus planes estratégicos en forma periódica,
en general una vez al año. La planeación estratégica debe ser flexible para poder aprovechar el
conocimiento acerca del medio ambiente.
La planeación estratégica no representa esfuerzo para sustituir la intuición y criterio de los
directores.
La planeación estratégica no es nada más un conjunto de planes funcionales o una
extrapolación de los presupuestos actuales; es un enfoque de sistemas para guiar una
empresa durante un tiempo a través de su medio ambiente, para lograr las metas dictadas.
Modelos conceptuales de la planeación estratégica
Un modelo conceptual es aquel que presenta una idea de lo que algo debería ser en general, o
una imagen de algo formado mediante la generalización de particularidades. A cambio, un
modelo operativo es el que se usa en realidad en las empresas. 
Las principales características de los Modelos Conceptuales de la Planeación Estratégica son:
Premisas De Planeación
Premisas significa literalmente lo que va antes, lo que se establece con anterioridad, o lo que
se declara como introductorio, postulado o implicado, las premisas están divididas en dos
tipos: plan para planear, y la información sustancial, necesaria para el desarrollo e
implantación de los planes.
Antes de llevar a cabo un programa estratégico de planeación es importante que las personas
involucradas en él tengan un amplio conocimiento de lo que tiene en mente el alto directivo y
cómo operará el sistema. Esta guía está incorporada en un plan para planear, el cual puede ser
oral, aunque usualmente es escrito, para su distribución general.
La información acumulada en estas áreas algunas veces es llamada “análisis de situación”,
pero también se usan otros términos para denominar esta parte de la planeación.
Ninguna organización, no importa cuan grande o lucrativa sea, puede examinar en forma
minuciosa todos los elementos que posiblemente están incluidos en el análisis de la situación.
Es por este que cada organización debe identificar aquellos elementos – pasados, presentes y
futuros -, que son de gran importancia para su crecimiento, prosperidad y bienestar, y debe
concentrar su pensamiento y sus esfuerzos para entenderlos. Otros elementos se pueden
considerar en esta parte del proceso de la planeación aunque pueden ser estimados sin ser
investigados o sacados de documentos publicados al respecto.
Formulación De Planes
En cuanto a conceptos y con base en las premisas antes mencionadas, el siguiente paso en el
proceso de planeación estratégica es formular estrategias maestras y de programas. Las
estrategias maestras se definen como misiones, propósitos, objetivos y políticas básicas;
mientras que las estrategias de programa se relacionan con la adquisición, uso y disposición de
los recursos para proyectos específicos, tales como la construcción de una nueva planta en el
extranjero.
A diferencia de la programación a mediano plazo no existe un enfoque modelo para planear en
esta área. Lo que se hace depende de los deseos de los directores en un momento dado, los
cuales, a su vez, son estimulados por las condiciones a las que se enfrenta la empresa en un
momento preciso.
La programación a mediano plazo es el proceso mediante el cual se prepara y se
interrelacionan planes específicos funcionales para mostrar los detalles de cómo se debe llevar
a cabo le estrategia para lograr objetivos, misiones y propósitos de la compañía a largo plazo.
El periodo típico de planeación es de cinco años, pero existe una tendencia en las compañías
más avanzadas en cuanto a tecnología, de planear por adelantado de siete a diez años. Las
empresas que se enfrentan a ambientes especialmente problemáticos algunas veces reducen
la perspectiva de planeación a cuatro o tres años.
El siguiente paso es desarrollar los planes a corto plazo con base en los planes a mediano
plazo. En algunas organizaciones los números obtenidos durante el primer año de los planes a
mediano plazo son los mismos que aquellos logrados con los planes operativos anuales a corto
plazo, aunque en otras empresas no existe la misma similitud. Los planes operativos serán
mucho más detallados que los planes de programación a mediano plazo.
Implementación Y Revisión
Una vez que los planes operativos son elaborados deben ser implantados. El proceso de
implantación cubre toda la gama de actividades directivas, incluyendo la motivación,
compensación, evaluación directiva y procesos de control.
Los planes deben ser revisados y evaluados. No existe mejor manera para producir planes por
parte de los subordinados  que cuando los altos directivos muestran un interés profundo en
éstos y en los resultados que pueden producir.
Cuando fue desarrollada pro primera vez la planeación formal en la década de los cincuenta,
las compañías tendían a hacer planes por escrito y no revisarlos hasta que obviamente eran
obsoletos. En la actualidad, la gran mayoría de las empresas pasa por un ciclo anual de
planeación, durante el cual se revisan los planes. Este proceso debería contribuir
significativamente al mejoramiento de la planeación del siguiente ciclo.
Flujos De Información Y Normas De Evaluación Y Decisión
Los “flujos de información”, simplemente deben transmitir el punto de que la información
“fluye” por todo el proceso de planeación. Este “flujo” difiere grandemente, dependiendo de la
parte del proceso a la que sirve y del tema de la información.
En todo proceso de planeación es necesario aplicar las normas de decisión y evaluación. Por
otra parte, con el desarrollo de los planes operativos actuales, las normas de decisión se
convierten en más cuantitativas, o sea, en fórmulas de sustitución de inventarios o de
rendimientos sobre inversión.
Definición.
La planificación Estratégica es una herramienta por excelencia de la Gerencia Estratégica,
consiste en la búsqueda de una o más ventajas competitivas de la organización y la
formulación y puesta en marcha de estrategias permitiendo crear o preservar sus ventajas,
todo esto en función de la Misión y de sus objetivos, del medio ambiente y sus presiones y de
los recursos disponibles.
Sallenave (1991), afirma que “La Planificación Estratégica es el proceso por el cual los
dirigentes ordenan sus objetivos y sus acciones en el tiempo. No es un dominio de la alta
gerencia, sino un proceso de comunicación y de determinación de decisiones en el cual
intervienen todos los niveles estratégicos de la empresa”.
La Planificación Estratégica tiene por finalidad producir cambios profundos en los mercados de
la organización y en al cultura interna.
La expresión Planificación Estratégica es un Plan Estratégico Corporativo, el cual se caracteriza
fundamentalmente por coadyuvar a la racionalización de la toma de decisiones, se basa en la
eficiencia institucional e integra la visión de largo plazo (filosofía de gestión), mediano plazo
(planes estratégicos funcionales) y corto plazo (planes operativos).
Es el conjunto de actividades formales encaminadas a producir una formulación estratégica.
Estas actividades son de muy variado tipo y van desde una reunión anual de directivos para
discutir las metas para el ejercicio entrante, hasta la obligatoria recopilación y envío de datos
presupuestarios por parte de todas las unidades de la empresa a la unidad superior. Son
aquellos mecanismos formales, es decir, de obligado cumplimiento a plazo fijo, que “fuerzan”
el desarrollo de un plan estratégico para la empresa.
Aporta una metodología al proceso de diseño estratégico, guían a la dirección en la tarea de
diseñar la estrategia.
La planificación estratégica no es sólo una herramienta clave para el directivo implica,
necesariamente, un proceso interactivo de arriba abajo y de abajo arriba en la organización; la
dirección general marca metas generales para la empresa (apoyada en la información de
mercados recibida, con seguridad, de las unidades inferiores) y establece prioridades; las
unidades inferiores determinan planes y presupuestos para el período siguiente; esos
presupuestos son consolidados y corregidos por las unidades superiores, que vuelven a
enviarlos hacia abajo, donde son nuevamente retocados, etc. Como consecuencia, el
establecimiento de un sistema formal de planificación estratégica hace descender la
preocupación estratégica a todos los niveles de la organización.
Planeación  Estratégica
La empresa selecciona, entre varios caminos alternativos,  el que considera más adecuado
para alcanzar los objetivos propuestos.  Generalmente, es una planeación global a largo plazo.
La planeación estratégica exige cuatro fases bien definidas:
formulación de objetivos
organizacionales; análisis de las fortalezas y limitaciones de la empresa; análisis del entorno; 
formulación de alternativas estratégicas.
Planificación estratégica: utilización del proceso.
La planeación estratégica: es el proceso administrativo de desarrollar y mantener una relación
viable entre los objetivos recursos de la organización y las cambiantes oportunidades del
mercado.  El objetivo de la planeación estratégica es modelar y remodelar los negocios y
productos de la empresa, de manera que se combinen para producir un desarrollo y utilidades
satisfactorios.
La planeación estratégica y su conjunto de conceptos y herramientas no surgieron sino hasta
principios de la década de los años sesenta. Anteriormente la Administración se las arreglaba
bastante bien con la planeación de operaciones, pues, con el crecimiento continuo de la
demanda total era difícil estropear los negocios, aún en el caso de administraciones
deficientes.   Pero entonces estallaron los turbulentos años 70.  Y hubo una sucesión de crisis:
Los precios del petróleo se  dispararon como consecuencia de la guerra en el Medio Oriente.
Sobrevino  una escasez de materiales y energía, acompañada de una inflación de dos dígitos y
luego el estancamiento económico y el aumento del desempleo.  Mercaderías de bajo costo y
alta calidad, procedente de Japón y otros lugares, empezaron a invadir principalmente a
Estados Unidos, apoderándose de las participaciones de industrias muy fuertes,  como las del
acero,  automóviles, motocicletas, relojes y cámaras  fotográficas.  Todavía, posteriormente, 
algunas empresas tuvieron  que vérselas con una creciente ola de  irregularidades en
industrias claves como las de telecomunicaciones,
transporte,
energía, servicios,  de salud,
leyes, y contabilidad.  Las empresas que habían funcionado con las antiguas reglas, se
enfrentaban ahora a una intensa competencia doméstica   y externa que  desafiaba sus
venerables prácticas de negocios. 
Esta sucesión de sacudidas hizo necesario un nuevo proceso de planeación de la
administración para mantener saludables las empresas, a pesar de los  trastornos ocurridos en
cualquiera de sus negocios o líneas de productos. 
La planificación estratégica proporciona la dirección que guiará la misión, los objetivos y las
estrategias de la empresa, pues facilita el desarrollo de planes para cada una de sus áreas
funcionales. Un plan estratégico completo guía cada una de las áreas en la dirección que la
organización desea seguir y les permite desarrollar objetivos, estrategias y programas
adecuados a las metas. La relación entre la planificación estratégica y la de operaciones es
parte importante de las tareas de la gerencia.
3. Análisis de las fortalezas y limitaciones de la empresa
Análisis organizacional de las condiciones internas para evaluar las principales fortalezas y
debilidades de la empresa.  Las primeras constituyen las fuerzas propulsoras de la 
organización y facilitan la consecución de los objetivos organizaciones, mientras que las
segundas con las limitaciones y fuerzas restrictivas que dificultan o impiden el logro de tales
objetivos. 
El análisis interno implica:
Análisis de los recursos (recursos financieros, máquinas, equipos, materias primas, recursos
humanos. Tecnología, etc.) De que dispone o puede disponer la empresa para sus operaciones
actuales o futuras.
Previous page Top Next page
Comparte ElPrisma.com en:   Tweet     Mister Wong 


Es política de El Prisma.com cumplir con las leyes nacionales y tratados internacionales que protegen la propiedad intelectual y los Derechos de Autor (Copyright). Los textos mostrados en esta página han sido enviados por nuestros usuarios que han declarado ser los autores de los mismos y han permitido su uso por parte de www.elprisma.com, si usted considera que la información contenida en esta página viola sus derechos de autor, por favor envíenos su notificación de infracción a sugerencias1[en]elprisma.com y removeremos los textos de nuestros servidores. Condiciones de Uso.

Administración de Empresas y Negocios, Economía y Finanzas, Mercadeo y Publicidad, Arquitectura, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Teología, Pedagogía, Ciencias Políticas, Derecho, Historia, Bellas Artes, Comunicación y Periodismo, Español y Literatura, Filosofía, Ingeniería Civil, Ingeniería de Minas y Petróleos, Ingeniería de Sistemas e Informática, Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Ingeniería Industrial, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Química, Biología, Física, Geografía, Matemáticas, Química, Medicina, Odontología, Psicología, Agronomía, Veterinaria, Zootecnia.