Portal para Investigadores y Profesionales

Encuentra más Cursos o Publica tu Contenido en ElPrisma.com





Principios de la Administración



Enlaces Patrocinados






Navigation bar
  Start Previous page
 1 of 1 
Next page End 1  

PRINCIPIOS Y ELEMENTOS DE ADMINISTRACIÓN. ( Taylor )
La función administrativa solo tiene por órgano y por instrumento al cuerpo social, solo obra sobre
el personal. No existe nada rígido ni absoluto en materia administrativa; en ella todo es cuestión de
medida. Casi nunca puede aplicarse dos veces el mismo principio en condiciones idénticas: es
necesario tener en cuenta las circunstancias y hombres diversas/os y cambiantes, y otros elementos
variables. Además los principios son flexibles y susceptibles de adaptarse a todas las necesidades.
La mesura, hecha de tacto y de experiencia es una de las principales cualidades del administrador.
El Nº de los principios de la administración no es limitado. Toda regla, todo medio administrativo que
fortifica el cuerpo social o facilita su funcionamiento toma lugar entre los principios, por todo el
tiempo en que la experiencia lo confirme. Un cambio en el estado de cosas puede determinar el
cambio de las reglas a las cuales ese estado había dado nacimiento.
1.
División del trabajo: tiene por finalidad producir más y mejor con el mismo esfuerzo. Es de
orden natural (órganos/funciones). La especialización permite adquirir una habilidad, una
seguridad y una precisión que acrecen su rendimiento. Cada cambio de ocupación o de tarea
implica un esfuerzo de adaptación que disminuye la producción. La división del trabajo permite
reducir el número de objetos sobre los cuales deben aplicarse la atención y el esfuerzo, es el
mejor medio de obtener el máximo provecho de los individuos y colectividades. Tiende a la
especialización de las funciones y a la separación de los poderes. No obstante, la división del
trabajo tiene límites que la experiencia y el sentido de la medida enseñan a no franquear.
2.
Autoridad-Responsablidad: la autoridad consiste en el derecho de mandar y en el poder de
hacerse obedecer. En un jefe se distingue la autoridad legal inherente a la función y la autoridad
personal formada de inteligencia, saber, experiencia, valor moral, de aptitud de mando, etc. En
un buen jefe la autoridad personal es un complemento indispensable de la autoridad legal.
No se concibe la autoridad sin la responsabilidad, sin una sanción (recompensa o penalidad) que
acompaña al ejercicio del poder. La responsabilidad es un corolario de la autoridad, su
consecuencia natural (autoridad-nace una responsabilidad).
La necesidad de sanción (sentimiento de justicia) es confirmada y acrecentada por la
consideración de que en beneficio del interés general se debe alentar las acciones útiles e
impedir las que no tienen este carácter. La sanción de los actos de la autoridad son parte de las
condiciones esenciales de una buena administración. Se debe primero establecer el grado de
responsabilidad y luego la cuantía de la sanción, ante esto resulta muy difícil determinar el
grado de influencia del acto de autoridad inicial en el efecto producido y establecer el grado de
responsabilidad del jefe. Para mantener el sentimiento de responsabilidad en la empresa el
juzgamiento exige alto nivel moral, imparcialidad y firmeza.
3.
Disciplina: consiste en la obediencia, la asiduidad, la actividad, la presencia y los signos
exteriores de respeto realizados conforme a las convenciones de la empresa y sus agentes. El
estado de disciplina  de un cuerpo social depende esencialmente del valor de los jefes. Además
del mando, otro de los factores que influyen sobre la disciplina son los convenios, los cuales
deben ser claros y dar satisfacción a ambas partes en todo lo que sea posible
La disciplina es el respeto de los convenios que tiene por objeto la obediencia, la asiduidad, la
actividad y los signos exteriores con que se manifiesta el respeto. Se impone a los más altos
jefes como a los agentes más modestos.
Los medios más eficaces para establecer y mantener la disciplina son: buenos jefes en todos los
nivele jerárquicos, convenios tan claros y equitativos como sea posible, sanciones penales
juiciosamente aplicadas.
4.
Unidad de Mando:
Para la ejecución de un acto cualquiera un agente sólo debe recibir
órdenes de un jefe. Desde el momento en que dos jefes ejercen su autoridad sobre el mismo
hombre/servicio se observan estas consecuencias: la dualidad cesa por la
desaparición/anulación de uno de los jefes y la salud social renace; o el organismo continúa
debilitándose, pero en ningún caso se produce la adaptación del organismo social a la dualidad
de mando. Otras consecuencias son: hesitación en el subalterno, confusión, choque de intereses
opuestos, disgusto en un jefe, desorden en le trabajo. Una imperfecta delimitación de los
servicios conduce también a la dualidad de mando al igual que las continuas relaciones entre los
distintos servicios y las atribuciones a menudo imprecisas. Es necesario dividir las atribuciones
y separar los poderes de los distintos jefes.
5.
Unidad de Dirección: Un solo jefe y un solo programa para un conjunto de operaciones que
tienden al mismo fin. Es la condición necesaria para la unidad de acción, de la coordinación de
fuerzas y de la convergencia de esfuerzos. La unidad de mando no puede existir sin la unidad de
dirección, pero no deriva de ésta. La unidad de dirección se crea mediante una buena
constitución del cuerpo social, la unidad de mando depende del funcionamiento del personal.
6.
Subordinación del interés particular al interés general: en una empresa el interés de un
agente/grupo no debe prevalecer contra el interés de la empresa. Cuando dos intereses de orden
diverso, pero igualmente respetables, se contraponen, se debe buscar la forma de conciliarlos.
Los medios para esta conciliación  son: la firmeza y buen ejemplo de los jefes, convenios tan
equitativos como sea posible, una atenta vigilancia.
7.
Remuneración del personal: constituye el precio del servicio prestado, debe ser equitativa y,
en lo que sea posible, dar satisfacción al personal y a al empresa, al empleador y al empleado.
La tasa de la remuneración depende, primero, de circunstancias independientes de la voluntad
del patrón y del valor de los agentes (carestía de la vida, situación SE de la empresa), segundo,
del valor de los agentes, y por último del modo de retribución adoptado. La apreciación de estos
factores (1y 2) exige un conocimiento profundo de los negocios, criterio e imparcialidad.
Mediante el modo de retribución del personal se busca: que asegure una remuneración
equitativa, que estimule el celo, recompensando el esfuerzo útil y que no pueda conducir a
excesos de remuneración, rebasando el límite razonable.
Modos de retribución: pago por jornal, pago por tarea, pago por pieza, primas, participación en
los beneficios, subsidios en especie, instituciones de bienestar, satisfacciones honoríficas.
8.
Centralización: es un hecho natural que consiste en que en todo organismo, las sensaciones
convergen hacia el cerebro o la dirección y en que de ésta o aquél parten las órdenes que ponen
en movimiento todas las órdenes del organismo. Es una cuestión de medida, se debe hallar el
límite favorable a la empresa (pequeñas-centralización absoluta- agentes de ejecución). El
grado de centralización debe variar según las circunstancias. La medida de la centralización o
descentralización puede ser constantemente variable, ya que el valor absoluto o relativo del jefe
y de los agentes están sujetos a continua transformación. Todo lo que aumenta la importancia
del papel de los subordinados pertenece a la descentralización; todo lo que disminuye la
importancia de este papel pertenece a la centralización.
9.
Jerarquía: está constituida por la serie de jefes que va desde la autoridad superior a los agentes
inferiores. La vía jerárquica es el camino que sigue, pasando por todos los grados de la
jerarquía, las comunicaciones que parten de la autoridad superior o las que le son dirigidas. Este
camino está impuesto a la vez por la necesidad de una transmisión segura y por la unidad de
mando. A veces es necesario conciliar el respeto de la vía jerárquica con la obligación de obrar
rápidamente. El principio jerárquico quedará salvaguardado si los jefes han autorizado a sus
agentes respectivos a entrar en relaciones directas; y la situación quedará regularizada si ellos
informan inmediatamente a sus jefes respectivos sobre lo que han hecho de común acuerdo. Si
los agentes quedan de acuerdo y sus operaciones son aprobadas por sus jefes inmediatos las
relaciones directas pueden seguir; desde el instante en que el acuerdo desaparece o que la
aprobación de los jefes falta las relaciones directas cesan y la vía jerárquica queda
inmediatamente restablecida. Es una falta apartarse de la vía jerárquica sin necesidad, pero es
una falta mucho mayor seguir dicha vía cuando de ello resulte un perjuicio para la empresa.
10.
Orden: un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar (orden material). Un lugar para cada
persona y cada persona en su lugar (orden social). El orden debe tener por resultado evitar las
pérdidas de materiales y de tiempo, el lugar debe ser elegido para facilitar las operaciones tanto
como sea posible, sino es así el orden es aparente, y puede encubrir un desorden real. El orden
perfecto implica un lugar juiciosamente elegido, el orden aparente no es sino una imagen falsa o
imperfecta del orden real. La limpieza es un corolario del orden. (cuadro gráfico).
Para el orden social es indispensable que se haya reservado un lugar a cada agente y que cada
agente esté en el lugar asignado. El orden perfecto exige que el lugar convenga al agente y que
el agente convenga al puesto, esto supone una buena organización y un buen  reclutamiento
(funciones administrativas). El orden social exige un conocimiento exacto de las necesidades y
de los recursos sociales de una empresa, y un equilibrio constante entre ellas (cuadro gráfico o
esquema).
11.
Equidad: la justicia es la realización de los convenios establecidos. A menudo es necesario
interpretar o suplir la insuficiencia de estos convenios. Para que el personal sea estimulado a
emplear en sus funciones toda la buena voluntad y sacrificio de que es capaz, hay que tratarlo
con benevolencia. La equidad es el resultado de la combinación de la benevolencia con la
justicia. La equidad no excluye la energía ni el rigor, exige en su aplicación buen sentido,
experiencia y contacto. El jefe tiene como mayor preocupación el hacer penetrar el sentimiento
de equidad en todos los niveles de la escala jerárquica.
 
12.
Estabilidad del personal: un agente necesita tiempo para iniciarse en una función nueva y
llegar a desempeñarla bien, admitiendo que esté dotado de las aptitudes necesarias. En general,
el personal dirigente de empresas prósperas es estable; el de las en bancarrota es inestable: la
inestabilidad es a la vez causa y consecuencia de las malas situaciones. Sin embargo, los
cambios de personal son inevitables: edad, enfermedad, retiro, muerte, que perturban la
constitución del cuerpo social. (cuestión de medida).
13.
Iniciativa: es la posibilidad de concebir y de ejecutar; es un poderoso estimulante de la
actividad humana. En todos los niveles de la escala social, el celo y la actividad de los agentes
son acrecentados por la Iniciativa. Se debe estimular y desarrollar esta facultad lo más que se
pueda; sin embargo, se debe considerar en sus limitaciones, enmarcadas dentro de los principios
de autoridad, disciplina, etc. 
14.
Unión del personal: la unión hace la fuerza. Para su desarrollo, se debe cumplir el principio de
la unidad de mando y evitar el peligro de dividir el personal y abusar de las comunicaciones
escritas. Las relaciones deben ser verbales en lo posible, es más rápido, claro y armónico. 
El código administrativo es indispensable. En toda empresa, sea comercial, industrial, política,
religiosa, de guerra o filantrópica existe una función administrativa a cumplir y para ello es
necesario apoyarse sobre principios, sobre verdades admitidas y comprobadas. Los principios de la
administración, tienen en cuenta generalmente el éxito de las asociaciones y la satisfacción de los
intereses económicos. 
Enviado por:
Justo Hernando López
Previous page Top Next page
Comparte ElPrisma.com en:   Tweet     Mister Wong 


Es política de El Prisma.com cumplir con las leyes nacionales y tratados internacionales que protegen la propiedad intelectual y los Derechos de Autor (Copyright). Los textos mostrados en esta página han sido enviados por nuestros usuarios que han declarado ser los autores de los mismos y han permitido su uso por parte de www.elprisma.com, si usted considera que la información contenida en esta página viola sus derechos de autor, por favor envíenos su notificación de infracción a sugerencias1[en]elprisma.com y removeremos los textos de nuestros servidores. Condiciones de Uso.

Administración de Empresas y Negocios, Economía y Finanzas, Mercadeo y Publicidad, Arquitectura, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Teología, Pedagogía, Ciencias Políticas, Derecho, Historia, Bellas Artes, Comunicación y Periodismo, Español y Literatura, Filosofía, Ingeniería Civil, Ingeniería de Minas y Petróleos, Ingeniería de Sistemas e Informática, Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Ingeniería Industrial, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Química, Biología, Física, Geografía, Matemáticas, Química, Medicina, Odontología, Psicología, Agronomía, Veterinaria, Zootecnia.