Portal para Investigadores y Profesionales

Encuentra más Cursos o Publica tu Contenido en ElPrisma.com





Interpretación de la Norma Jurídica



Enlaces Patrocinados






Navigation bar
  Start Previous page
 3 of 6 
Next page End 1 2 3 4 5 6  

interpretación declarativa no siempre queda limitada a ser una interpretación literal en el sentido de comprobar
que el texto es claro y su letra revela fielmente el contenido.
El mexicano José Luis Hernández Ramírez
38
menciona que la Interpretación Declarativa “se refería a
los casos en que supuestamente se creía que las palabras reproducían fielmente el pensamiento de la
regla” (sic).
Como bien explica el maestro Mario Alzamora Valdez
39
, la interpretación declarativa es la de más
corriente uso y su objeto es el de explicar el texto de la ley. Refiere asimismo que este procedimiento se emplea
cuando las palabras son imprecisas u obscuras y se busca desentrañar a través de ellas la mente de la ley y la
del legislador.
b)
La Interpretación Modificativa.–
Esta Interpretación es la que enrumba el alcance de la norma cuando, en relación a lo que pretendía el
legislador, ésta ha sido expresada con excesiva estrechez, en cuyo caso deberá efectuarse una interpretación
extensiva, o con excesiva amplitud, en cuyo caso deberá efectuarse una interpretación restrictiva.
-
La Interpretación Extensiva.–  
En esta clase de interpretación lo que hace el operador jurídico o intérprete es extender el alcance de la
norma a supuestos no comprendidos expresamente en ella, por considerar que habría sido voluntad del
legislador comprender en la norma a aplicar tales supuestos.
Sobre el particular, el tratadista Werner Goldschmidt
40
dice: 
“Si resulta que la norma en su sentido lingüístico usual se queda a la zaga de la voluntad
auténtica de su autor, hay que ensancharla para que llegue a alcanzar aquél.” (sic).
La interpretación extensiva, explica el Profesor Mario Alzamora
41
, se da cuando los términos de la ley
expresan menos de lo que el legislador quiso decir, y se trata de averiguar cuáles son los verdaderos alcances
de su pensamiento; por ello es que concluye que “más que extensiva es esta interpretación ‘integrativa’
puesto que su objeto es referir la norma no a casos nuevos sino a aquellos que contiene virtualmente,
porque si así no fuera no sería interpretación sino creación”. (sic).
Los procedimientos de interpretación extensiva son: 
el argumento a pari, que consiste en referir al caso no previsto la misma consecuencia que al previsto
por identidad de razón entre ambas hipótesis;
el argumento a fortiori, se da cuando los hechos constitutivos de la hipótesis de una norma son más
claros y evidentes en situaciones no comprendidas expresamente por aquella (si la ley permite lo más,
permite lo menos; si prohíbe lo menos, prohíbe lo más);
el argumento a contrario, que consiste en reformular una norma a su sentido contrario, para solucionar
los casos contrarios imprevistos.
-
La Interpretación Restrictiva.–  
Al contrario de lo que sucede en la interpretación extensiva, en la Interpretación Restrictiva se restringe
el alcance de la norma apartando de ella determinados supuestos que se encontrarían incluidos de acuerdo con
la redacción de su texto, pero que se entiende que no fue voluntad del legislador comprenderlos dentro de éste. 
Alberto Trabucchi
42
lo explica del siguiente modo: “La interpretación restrictiva se dará cuando la
interpretación lógica restrinja el significado propio de la expresión usada por la ley; …” (sic).
                                                
38
HERNÁNDEZ RAMÍREZ, José Luis: “Análisis de la fórmula: ‘interpretación jurídica’ del párrafo cuarto del artículo 14 constitucional”.
División de Estudios Jurídicos de la Universidad de Guadalajara. Marzo, 1995. Internet, Pág. Web
39
ALZAMORA VALDEZ, Mario: ob. cit. pág. 261.
40
GOLDSCHMIDT, Werner: ob. cit. pág. 268.
41
ALZAMORA VALDEZ, Mario: ob. cit. pág. 261.
42
TRABUCCHI, Alberto: “Instituciones de Derecho Civil”. Tomo I. Editorial Revista de Derecho Privado. Primera Edición, 1967. Madrid –
España. Pág. 49.
III.
LOS MÉTODOS DE INTERPRETACIÓN.
Con el propósito de alcanzar la significación y el mensaje de las normas, diversos métodos han sido
propuestos y desarrollados. Entre éstos tenemos los métodos clásicos a los cuales ya hacía referencia Savigny
y que son: el gramatical, el lógico, el sistemático y el histórico. Se puede considerar entre éstos también al
método teleológico que muchos autores consideran dentro del método lógico.
La Escuela de la Exégesis tenía un procedimiento de interpretación que durante su apogeo llegó a
combinar los métodos literal, lógico, sistemático e histórico; también lo hizo el Método propuesto por la Escuela
Histórica; en clara muestra de que los métodos no se aplican aisladamente por sí solos, sino que se combinan
en la tarea por alcanzar la misión de develar el contenido más exacto posible de la norma.
El maestro argentino Mario A. Oderigo
43
considera que los precitados métodos se derivan de uno sólo:
el método Lógico
44
, y nos dice: “Los denominados métodos analógico, sistemático, teleológico e histórico
–que frecuentemente han sido exhibidos como independientes del método lógico– no representan otra
cosa que variantes o formas de manifestarse este último; porque todos ellos se fundamentan en los
enunciados principios de la lógica, y porque desprovisto de aquéllos, el método denominado lógico
carecería de todo contenido.” (sic).
Existen también métodos modernos que formaron teorías o doctrinas sobre la Interpretación y que
trataremos en el acápite IV conjuntamente con aquellas doctrinas y teorías surgidas de la aplicación conjunta de
los métodos tradicionales.
Veamos ahora, pues, los métodos a desarrollar en este acápite:
III.1
Método Gramatical.
El Método Gramatical, también conocido como Literal, es el más antiguo y es exclusivo de las épocas
anteriores a la Revolución Francesa en que existía cierto grado de desconfianza en el trabajo de los jueces,
razón por la cual éstos se encontraban obligados a ceñirse al sentido literal de la ley.
Consiste este Método, dice Claude Du Pasquier
45
, en deducir de las palabras mismas, de su lugar en la
frase y de la sintaxis, de la misma puntuación, el sentido exacto del artículo de que se trata.
Alberto Trabucchi
46
escribe que la Interpretación literal se realiza de conformidad con el uso de las
palabras y con la conexión de éstas entre sí. El referido autor critica este método de interpretación por cuanto
considera que también el que actúa en fraude de la ley observa su sentido literal y porque la obstrucción legal
no es en el fondo más que la aplicación totalmente literal de las normas jurídicas.
Este método también ha recibido otras críticas, como las del mexicano José Luis Hernández Ramírez
47
,
quien expresa:
el gramatical (el cual presenta rasgos no sólo de confusión superlativa, sino errores
crasos). Quienes hablan de este método de interpretación se olvidan de dos puntos
fundamentales: el primero, que las palabras sueltas, aisladas, por sí solas no tienen un
sentido preciso e inequívocamente definido, pues éste empiezan a adquirirlo dentro del
contexto de la frase; segundo, que ni siquiera la frase tiene una significación determinada
por sí propia, ya que su genuina significación la adquiere dentro del contexto real en que
es emitida, dentro de los puntos de referencia del contorno o circunstancia, es decir, con
referencia al motivo y además también con referencia al propósito.” (sic).
                                                
43
ODERIGO, Mario A.: “Lecciones de Derecho Procesal” Tomo I. Editorial Depalma. Primera Edición, 1981. Buenos Aires - Argentina. Pág.
140.
44
Aunque el Método Lógico es la base para la elaboración de los demás métodos de interpretación, hemos podido advertir que los autores
en buena parte están de acuerdo en que es el Método Sistemático el que los combina, al menos con sus principales componentes.
45
DU PASQUIER, Claude: ob. cit., pág. 147.
46
TRABUCCHI, Alberto: ob. cit. Tomo I, pág. 47.
47
HERNÁNDEZ RAMÍREZ, José Luis: ob. cit., (ver introducción).
En síntesis, con las limitaciones que pudiera tener, el Método Gramatical, o Literal, es aquél por el que,
mediante su utilización, se persigue descubrir el significado y sentido de la norma a través del estudio y análisis
de la letra de su propio texto.
Por lo demás, será éste por lo general el primer método al que el intérprete recurra, pues, si
gramaticalmente la norma es clara e inequívoca en su mensaje, no existirá motivo para seguir auscultándola por
los otros métodos interpretativos
48
, ya que en aquel caso, estos métodos,
si conducen a otro mensaje,
sólo
podrán terminar distorsionando el innegable sentido de la norma interpretada.
III.2
Método Lógico.
El Método Lógico es aquél que utiliza los razonamientos de la lógica para alcanzar el verdadero
significado de la norma. Así, ha dicho Couture
49
que el Método Lógico es el que procura que la tarea
interpretativa no contravenga el cúmulo de preceptos que la lógica ha señalado para el pensamiento humano y
agrega que, en cierto modo, está constituido por preceptos de higiene mental que conducen al razonamiento
hasta su justo punto de llegada.
Para Mario Alzamora Valdez
50
, este método consiste en la descomposición del pensamiento o las
relaciones lógicas que unen sus diversas partes.
En la utilización del Método Lógico, precisa Luis Díez Picazo
51
, se habla de la existencia de una serie de
reglas como: el argumento «a maiore ad minus» (el que puede lo más puede lo menos); «a minore ad maius»
(quien no puede lo menos tampoco puede lo más); «a contrario» (la inclusión de un caso supone la exclusión
de los demás); «a pari ratione» (la inclusión de un caso supone también la de un caso similar).
Citando tres Sentencias bastante antiguas del Tribunal Supremo español, Manuel García Amigo
52
ilustra
sobre otras tantas reglas interpretativas obtenidas de la Jurisprudencia. Así, comenta el profesor español, la
Sentencia del 29-1-1891 declara que “es principio de Derecho que toda interpretación o inteligencia que
conduzca al absurdo debe rechazarse”; la Sentencia del 13-3-1906 señala que “según principio de Derecho
sancionado por constante jurisprudencia, donde la ley no distingue no cabe hacer distinción”
53
; y la Sentencia
del 14-3-1961 que estima que “existiendo un precepto general y otro especial, éste ha de prevalecer sobre
aquél”; etc..
Mediante este método interpretativo se recurre también a desentrañar el significado de una norma en
atención a lo dispuesto en otra u otras normas del ordenamiento jurídico, pues la lógica que con gran nitidez es
posible advertir en éstas sirve para ser aplicada a la norma obscura cuyo significado se intenta descubrir.
III.3
Método Sistemático.
                                                
48
De ahí el antiguo aforismo que dice: “in claris non fit interpretatio”.
49
COUTURE, Eduardo J.: ob. cit. pág. 18.
50
ALZAMORA VALDEZ, Mario: ob. cit., pág. 263.
51
DÍEZ PICAZO, Luis: ob. cit., pág. 259.
52
GARCÍA AMIGO, Manuel: ob. cit. págs. 193 y 194.
53
Este Principio, que además deriva de la aplicación del mismísimo método gramatical, ha sido por ejemplo correctamente aplicado a
nuestro entender por la Sala de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia en su Sentencia de fecha veinte de mayo
de 2005 emitida en la Casación Nº 2290-2003 AREQUIPA, en la que consideró lo siguiente:
“3.- CONSIDERANDOS: … Tercero: Que efectivamente, conforme es de verse de la Sentencia materia de impugnación, es evidente que la
Sala no ha aplicado la norma material denunciada (el Art. 923° C.C.), sino sólo la doctrina que establece como requisito para la acción
reivindicatoria, la delimitación, linderos y colindancias del bien indicado en el titulo de propiedad, cuando en realidad la norma sólo exige
para poder pedir la reivindicación que el solicitante sea el propietario no poseedor y por ende debe acreditar su propiedad. Cuarto: Que en
el presente caso, no puede suponerse sólo por la doctrina que el hecho de "acreditar la propiedad de un bien, conlleve a que debe
identificarse las áreas, linderos, colindancias de un bien inmueble", pues la norma en estudio al resultar ser clara y precisa debe aplicarse
conforme a sus propios términos, siendo que por la doctrina no puede exigirse un requisito para solicitar la reivindicación que no señala la
ley, como es acreditar tan sólo la propiedad del bien, no debiendo exigirse en ningún momento que el área se encuentre independizada en
Registros Públicos, ya que nos llevaría al absurdo de que una persona que tiene un jardín de cuatro mil metros cuadrados, no podría pedir
la Reivindicación de cien metros cuadrados invadidos ubicados en el centro de su terreno, pues en ninguna ficha constarían las
colindancias y linderos, no obstante que el propietario cuenta con la Ficha Registral donde se encuentra inscrita su casa. Quinto: Que, el
Colegiado debió aplicar el art. 923 del Código Sustantivo, por lo que a través de dicha norma tan sólo debió exigir se acredite la propiedad
con un titulo y no pretender exigir requisitos que no se encuentran previstos en la Ley para la acción de reivindicación. …4.- DECISIÓN: a)
Declararon FUNDADO el recurso de casación interpuesto a fojas quinientos siete por la representante de la demandante; CASARON la
Sentencia de Vista de fojas cuatrocientos ochentinueve, su fecha dos setiembre del dos mil tres, que Confirmando la Sentencia apelada de
fojas cuatrocientos veintisiete, declara Infundada la demanda de Reivindicación y otros; y actuando en sede de Instancia, Revocaron dicha
Sentencia apelada; y Reformándola declararon FUNDADA la demanda, debiendo ordenarse la desocupación y restitución del bien sub litis
al titular del dominio. b) DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial El Peruano en los seguidos por la
Autoridad Autónoma de Majes - AUTODÉMA, contra don Mario René Bedoya Escapa y otra, sobre Reivindicación y otros; y los
devolvieron.- SS. VÁSQUEZ CORTEZ, CARRIÓN LUGO, ZUBIATE REINA, GAZZOLO VILLATA, FERREIRA VILDÓZOLA C-49551” (sic).
Publicado en el Diario Oficial “El Peruano” el día 30-01-06. Página 15368.
El Método Sistemático introduce la idea de que una norma no es un mandato aislado, sino que
responde al sistema jurídico normativo orientado hacia un determinado rumbo en el que, conjuntamente con
otras normas, se encuentra vigente; que, por tanto, siendo parte de este sistema, y no pudiendo desafinar ni
rehuir del mismo, el significado y sentido de la norma jurídica podrá ser obtenido de los principios que inspiran
ese sistema; principios y consiguiente significado y sentido que incluso pueden ser advertidos con nitidez del
contenido de otras normas del sistema. Este elemento, sostiene el profesor Jorge Carrión Lugo
54
, está dado por
la conexión existente entre todas las normas del ordenamiento jurídico, cuya base ideológica fundamentalmente
se debe encontrar en la Constitución.
Siempre destacando por la claridad de su redacción, el profesor Mario A. Oderigo
55
, refiriéndose a este
método precisa que: “... si el autor de la norma no se ha limitado a ésta, sino que ha formado un conjunto
de normas, el intérprete supone que aquél ha querido introducir un sistema dentro del cual esa norma
no desentone; y por consiguiente, si la norma en cuestión no es clara en su enunciado, no se correrá
ningún peligro desentrañando su sentido a la luz de los principios inspiradores del sistema que la
contenga.” (sic).
Respecto al Método Sistemático, Alberto Trabucchi
56
sostiene que en un cierto sentido el ordenamiento
jurídico se compara a un complejo organismo viviente y coordinado en sus elementos; es un todo orgánico, un
sistema completo y complejo que no admite contradicciones. Explica que así, una norma jurídica que en sí
misma tiene un significado, puede adquirir un sentido distinto cuando se pone en relación con las demás
normas que constituyen el derecho vigente.
Para el profesor Riccardo Guastini
57
la Interpretación Sistemática es la que deduce el significado de una
disposición de su colocación en el “sistema” de derecho, y entiende que éste puede ser el sistema jurídico en su
conjunto, pero más frecuentemente lo es un subsistema del sistema jurídico total que es el conjunto de las
disposiciones que disciplinan una determinada materia o una determinada institución.
Es preciso tener presente que la interpretación sistemática es la que el intérprete lleva a cabo
orientándose no por una u otras normas en particular de un mismo u otro ordenamiento que es como
hace
cuando recurre al método lógico, sino orientándose por los principios que rigen un sistema, es decir en los
lineamientos por los que éste se rige o en los que se inclina en su conjunto, por lo que queda claro que la
diferencia entre los métodos de interpretación lógico y sistemático consiste en que este último es más genérico
y principista en tanto que aquél es más específico, delimitado y concreto. En este sentido, concordamos con el
maestro Claude Du Pasquier
58
quien, si bien considera que la interpretación sistemática no siempre se distingue
netamente de la interpretación lógica, indica acertadamente que la interpretación sistemática tiene un carácter
más abstracto y más científico.
III.4
Método Histórico.
Por el Método Histórico se pretende interpretar la norma recurriendo a sus antecedentes, como las
ideas de sus autores al concebir o elaborar los proyectos, los motivos que propiciaron la redacción y emisión de
la ley, informes, debates, etc.. 
Mario Alzamora Valdez
59
, quien identifica el Método Histórico con el de la exégesis seguramente por
tener ambos algunos rasgos de similitud, afirma que este Método es aquél que tiene por objeto el estado del
derecho existente sobre la materia en la época en que la ley ha sido dada: determina el modo de acción de la
ley y el cambio por ella introducido, que es precisamente lo que el elemento histórico debe esclarecer. Por ello,
como bien afirma el profesor Jorge Carrión Lugo
60
, la interpretación por el elemento histórico está constituida
por la indagación de la realidad social existente en la época en que se elaboró y se dio la norma, en el estudio
de los antecedentes históricos que tuvieron influencia en su promulgación.
Por su parte, Claude Du Pasquier
61
explica que este método consiste en investigar el estado de espíritu
en que se encontraban los autores de la ley; los motivos que los han llevado a legislar y cómo se han
representado la futura aplicación de los textos elaborados. A este efecto, se examinan los primeros proyectos
de la ley que se trata y se les compara con el texto definitivo para saber en qué sentido el poder legislativo ha
precisado o transformado su pensamiento. Son así estudiados las exposiciones de motivos, los mensajes del
                                                
54
CARRIÓN LUGO, Jorge: ob. cit., pág. 150.
55
ODERIGO, Mario A. : ob. cit., pág. 140.
56
TRABUCCHI, Alberto: ob. cit., pág. 48.
57
GUASTINI, Riccardo: ob. cit., págs. 43 y 44.
58
DU PASQUIER, Claude: ob. cit., pág. 149.
59
ALZAMORA VALDEZ, Mario: ob. cit., pág. 263.
60
CARRIÓN LUGO, Jorge: ob. cit., pág. 149.
61
DU PASQUIER, Claude: ob. cit., págs. 148 y 149..
Previous page Top Next page
Comparte ElPrisma.com en:   Tweet     Mister Wong 


Es política de El Prisma.com cumplir con las leyes nacionales y tratados internacionales que protegen la propiedad intelectual y los Derechos de Autor (Copyright). Los textos mostrados en esta página han sido enviados por nuestros usuarios que han declarado ser los autores de los mismos y han permitido su uso por parte de www.elprisma.com, si usted considera que la información contenida en esta página viola sus derechos de autor, por favor envíenos su notificación de infracción a sugerencias1[en]elprisma.com y removeremos los textos de nuestros servidores. Condiciones de Uso.

Administración de Empresas y Negocios, Economía y Finanzas, Mercadeo y Publicidad, Arquitectura, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Teología, Pedagogía, Ciencias Políticas, Derecho, Historia, Bellas Artes, Comunicación y Periodismo, Español y Literatura, Filosofía, Ingeniería Civil, Ingeniería de Minas y Petróleos, Ingeniería de Sistemas e Informática, Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Ingeniería Industrial, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Química, Biología, Física, Geografía, Matemáticas, Química, Medicina, Odontología, Psicología, Agronomía, Veterinaria, Zootecnia.