Portal para Investigadores y Profesionales

Encuentra más Cursos o Publica tu Contenido en ElPrisma.com





Ciclo Financiero



Enlaces Patrocinados






Navigation bar
  Start Previous page
 1 of 5 
Next page End 1 2 3 4 5  

Ricardo A. Fornero
ANALISIS
FINANCIERO CON INFORMACION CONTABLE
Manual de Estudio Programado
6
CICLO FINANCIERO Y
CAPITAL DE TRABAJO
SE ESTUDIAN
ESTOS TEMAS
§
6.1
Duración y recursos del
ciclo financiero corto
Las bases de la evaluación competitiva de la empresa
Los impulsores del rendimiento y los cinco tipos de indicadores
fundamentales
Un modelo para establecer el impacto que producen en la ga-
nancia y el rendimiento los cambios en el nivel de actividad
de la empresa
Una medida de la ventaja financiera del endeudamiento
La  medición  del  flujo  de  fondos  proporciona  una  medida  pre-
cisa  del  ciclo  financiero  corto,  si  bien  a  veces  es  difícil  reali-
zar  comparaciones  entre  períodos,  porque  los  cambios  en  la
magnitud de recursos son específicos de cada período.
En  este  capítulo  se  explican  las  otras  dos  descripciones  del  ciclo  financiero  corto:  la  dura-
ción  del  ciclo,  medida  en  los  días  que  abarca  cada  ciclo  financiero,  y  la  magnitud  de  recursos
requeridos, que es el capital de trabajo operativo.
Las  tres  descripciones  son  complementarias;  cada  una  mide  una  dimensión  relevante  del  ci-
clo financiero de la operación.
Etapa del
análisis
3.  Calcular los
1
2
indicadores
contables
4
5
6
7
8
§
6.2
Duración del ciclo fi-
nanciero corto
En  el  desarrollo  de  las  operaciones el ciclo
financiero corto se
reinicia  muchas  veces;  es  el  “giro”  del  negocio.  ¿Cuánto  dura
cada  ciclo?  La  duración  del  ciclo  financiero  depende  del  pla-
zo
en
que
se
venden
los
bienes
de
cambio,
se
pagan
las
com-
pras y los gastos, y se cobran las ventas.
Esta
duración
es
un
condicionante
de
la  liquidez
de
la empresa. ¿En qué plazo
los bienes de
cambio  se  venderán,  es  decir,  pasarán  al  grado  siguiente  de  liquidez  (cuentas  por  cobrar);  en
qué  plazo  las  cuentas  por  cobrar  se  cobrarán,  es  decir,  se  trasformarán
en
dinero;
y
en qué
pla-
zo deberán cancelarse los pasivos operativos?
El  ciclo  financiero  corto  se  mide  calculando  esos  plazos.  La  suma  de  los  plazos  de  bienes
de  cambio  y  cuentas  por  cobrar  proporciona  la  duración  total  del  ciclo  Producción–a–Ventas–
a–Cobros, es decir, en cuántos días los bienes de cambio se convertirán en dinero.
Si
los
bienes
de
cambio
están
en
existencia
durante
30
días
antes
de ser
vendidos,
y
las
ven-
tas  a  crédito  tienen  un  plazo  de  cobro  de  50  días  la  duración  del  ciclo  financiero es 80 días (=
30 + 50).
Pero  habitualmente  existen  plazos  para  pagar  los  compromisos  operativos  (por  compras  de
bienes,  costos  de  personal  e  impuestos).  Este  es  justamente  el  origen  de  los  pasivos  operativos:
los  insumos  y  otros  costos  que  se  han  incorporado
en
el
proceso,
que
por
eso están
en
los
bie-
nes de cambio en existencia o en los productos vendidos, pero que todavía no se han pagado.
Debe  considerarse  esta  parte  del  ciclo  dinero–a–bienes–a–dinero.  Es  el  circuito  Compras–
a–Pagos, que reduce la duración del ciclo financiero.
Si  el  plazo  de  cancelación  del  pasivo  operativo  es  25  días  se  puede  considerar  que  los  bie-
nes
de
cambio,
que
permanecen
30
días
en
existencia,
no
han
sido
pagados
desde
el
primer
día
de esos 30, sino recién el día 25.
Por tanto, el ciclo financiero corto tiene una duración total de 55 días (30 + 50 – 25),
Gráficamente:
Desde la compra de insumos
hasta el cobro de productos vendidos
Plazo de bienes de
cambio
Plazo de créditos por ventas
días  1
25
30
80
Plazo de pago del
pasivo operativo
Desde el pago de insumos y costos
hasta el cobro de productos vendidos
Esta
duración
significa
que
cada
peso
puesto en
insumos
(o
en
los
demás
elementos
de
cos-
tos) se recupera después de 55 días (habitualmente acrecentado, si existe ganancia operativa).
El  plazo  de  cancelación  del  pasivo  operativo  se  resta  ya  que  se  puede  interpretar  como  los
días  que  median  entre  el  comienzo  del  ciclo  de  la  operación  (Producción–a–Ventas–a–Cobros)
y   el   comienzo   del   ciclo   financiero   (Pago   de   compras–a–Producción–a–Ventas–a–Cobros).
Cuando  existe  un  plazo  para  pagar  compras  y  gastos  el  ciclo  financiero  corto  comienza  en 
un momento posterior al inicio del ciclo de la operación que lo origina.
¿Cómo se
miden
los plazos de
los activos
y
pasivos con  los que se establece la duración del
ciclo financiero? En los apartados siguientes se explica una forma de realizar esta medición.
§
6.3
Medición del plazo de
créditos por ventas
En el análisis
financiero
un  plazo es  un  período  que  represen-
ta la cantidad de  días de transacción promedio que están con-
tenidos en un saldo.
Cuando
se
dice
que
el
plazo
en
el
saldo
de
créditos
por
ventas
es
30
días
esto
significa
que,
en promedio, cada 30 días se renuevan
las cuentas por cobrar (se cobran
y
son remplazadas por
otras, que se originan en nuevas ventas).
Una forma simplificada para calcular el plazo promedio es utilizar la relación 
El flujo diario promedio se establece con el flujo del período considerado dividido entre el
número de días del mismo. Por ejemplo, si las ventas son $30.000 en un año, las ventas son $
82.2  por día
 
El saldo es el activo que está relacionado con el flujo. Con un saldo de créditos por ventas de $
2.000, y ventas diarias promedio de $ 82.2, se establece que el plazo promedio de crédito a
clientes es 24 días
Formalmente el plazo promedio de créditos por ventas se calcula:
El  resultado  del  cálculo  es  una  estimación  del  promedio  de
los
plazos
a
los
que
se
realizan
las
ventas.
No
todas
las
ventas
se
realizan
con
el
mismo
plazo
para
el
cliente,
ni
se
cobran
en
el
mismo  plazo.  Por  tanto,  el  plazo  de  créditos  por  ventas  es  un  promedio  del  plazo  de  cada  una
de las ventas en el período.
Las  cifras  que  se  utilizan  deben  ser  comparables.  Las  ventas  en  el  estado  de  resultados  no
incluyen  el  impuesto  al  valor  agregado,  pero  las  cuentas  por  cobrar  sí,  ya  que  es  una  partida
que  se  suma  en  la  factura  al  cliente.  Entonces,  en  el  cálculo  del  plazo,
para
que
las
cifras
sean
comparables,  ese  impuesto  debe  eliminarse  de  las  cuentas  por  cobrar  o  sumarse  a  las  ventas.
Habitualmente se suma a las ventas.
El
plazo
mide
días
de
transacción
en
el
saldo
de
créditos
por
ventas. Pero
hay
dos
flujos
de
transacciones que afectan ese saldo.
Las transacciones  de entrada al  saldo  son  las  ventas.  Midiendo  las  ventas  diarias  se  calcula
el plazo de  formación
del saldo: cuántos días de ventas
hay en créditos por ventas; esto se suele
denominar días
de
venta
en
la
calle. Las transacciones de
salida del saldo son
los cobros. Con
los  cobros  diarios  se  calcula  un  plazo  de  consumo o  desaparición  del  saldo:  cuántos  días  se
demorará
en
cobrar
las
ventas
pendientes
de
cobro,
es
decir,
cuál
es
el  plazo promedio de co-
bro.
Por  lo  general  es  más  interesante  saber  cuánto  tiempo  permanecen  en  el  saldo  las  magnitu-
des correspondientes, es decir, un plazo de salida.
Para  esto  debería  utilizarse  el  flujo  de  cobros  de  cuentas  de  clientes  del  período  posterior a
la  fecha  de  medición  del  saldo.  Como  estas  cifras  no  suelen  estar  disponibles  para  uso  externo
habitualmente
se
usan
los  flujos de entrada pasados  como  estimadores  de  los  flujos
de
salida
futuros.  De  esta  manera,  el  plazo  promedio  calculado  con  la  fórmula  anterior,  que  en  realidad
es  de formación porque  se  calcula  con  las  ventas,  se  interpreta  como  un  plazo  de consumo (o
cobro de los componentes específicos del saldo por cobrar a una fecha).
Pueden  utilizarse  los  cobros  del  período  pasado  para  calcular  el  plazo  de  crédito  a  clientes:
[Cobros = Saldo inicial de créditos por ventas + Ventas Saldo final de créditos por ventas].
Año 2
Año 3
Ventas netas (cuadro 2.1)
Ventas más IVA (21%)
Ventas diarias
Créditos por ventas (cuadro 2.1)
610
738
2.02
67
635
768
2.11
75
Plazo de créditos por ventas
33
36
Pero  los  cobros  futuros  están  más  relacionados  con  las  ventas  pasadas  que  con  los  cobros
pasados. Por ello  el
flujo
de
entrada
pasado
es
un
mejor
estimador
del
flujo de salida futuro
que el flujo de salida pasado.
Entonces,  si  hay  que  utilizar  un  estimador  para  los  cobros  futuros,  las  ventas  de  los  últimos
meses  son  una  mejor  base  para  estimar  los  cobros  de  los  meses  próximos.  Al  menos,  es  mejor
que
estimar
los
cobros
futuros
con
los
cobros
observados
en
el
período,
ya
que
éstos
se
relacio-
nan  con  las  ventas  previas,  y  no  con  las  ventas  que  están  pendientes  de  cobro  y  que  forman  el
saldo.
El
cuadro
6.1
muestra
el
cálculo
del
plazo
de
créditos
por
ventas
de
ALFA. Se  observa que
el
plazo
ha
aumentado
3
días,
y
al
fin
del
año
3
es
36
días.
Esto
puede
inferirse
del
análisis
de
porcentajes  de  cambio  (porcentajes  horizontales):  los  créditos  por  ventas  en  el  año  3  aumenta-
ron  12%  y  las  ventas  4%.  El  plazo  no  cambia  sólo  si  ambas  partidas  aumentan  en  la  misma
proporción.
Cuadro 6.1
ALFA. Plazo de créditos
por ventas
Para  calcular  el  indicador  debe  utilizarse  la  alícuota  del  impuesto  al  valor  agregado  que  co-
rresponde  a  las  ventas  de  cada  período.  En  el  ejemplo  ALFA  se  considera  que  la  alícuota  es
21% en los dos años para los productos que vende la empresa.
Existen dos cuestiones metodológicas que son importantes para el cálculo del plazo.
1) ¿De qué fecha debe ser el saldo a utilizar en el cálculo del indicador?  Como regla general
es  recomendable  utilizar  el  saldo  de  una  fecha  que  sea  la  más  comparable  con  el  flujo,  ya  que
el  saldo  suele  estar  formado  por  las  transacciones  (flujo)  más  recientes.  De  este  modo,  si  el
plazo  a  clientes  está  en  torno  a  30  días,  la  estimación  más  precisa  será  la  que  se  obtiene  rela-
cionando el saldo de créditos por ventas con las ventas del último mes.
En  el  análisis  para  uso  externo  no  suelen  estar  disponibles  estas  aperturas,  sino  que  sólo  se
tiene  información  de  los  flujos  de  períodos  más  extensos  (por  ejemplo,  un  trimestre  o  un  año).
Si  se  utiliza  el  saldo   final de  ese  período  pueden  existir  distorsiones  en  el  plazo  calculado,  en
especial  cuando  existe  una  tendencia  en  el  flujo  (por  ejemplo,  las  ventas  han  aumentado  duran-
te  el  período).  Una  forma  de  resolver,  al  menos  parcialmente,  esta  distorsión  del  indicador  es
calcular el plazo con el saldo promedio de créditos por ventas:
Saldo inicial 
2
Saldo final
.
Cuando  se  utilizan  ventas  promedio  diarias  de  un  período  relativamente  extenso  (un  trimes-
tre o un año) es recomendable utilizar el saldo promedio de ese período.
2)
¿Cuáles son las “ventas” que se deben utilizar? Las ventas se exponen en
los estados con-
tables  netas  de  bonificaciones  y  de  impuestos  incluidos  en  el  precio,  tales  como  los  impuestos 
a bebidas, tabaco, combustibles.
Para  el  cálculo  del  plazo  la  cifra  de
ventas debe ser comparable con
la que se
incluye en
las
facturas pendientes de cobro (créditos por ventas). que por lo general incluyen esos impuestos.
Las
bonificaciones
aparecen
en
el
mismo
acto
de
la
venta,
así
que
no
están
contenidas
en
el
saldo pendiente de cobro.
Es  recomendable,  entonces,  calcular  los  indicadores  de  plazo  a  clientes  con  las  ventas  des-
pués  de  considerar  las  bonificaciones  y  antes  de  restar  los  impuestos  internos.  Con  esto  se  ob-
tiene  una  medida  de  plazo  más  precisa,  dentro  de  las  limitaciones  de  información  que  conside-
ramos en este análisis.
C
En el Anexo 4 se explica el modo de realizar el cálculo de
plazos con información adicional a la disponible en los esta-
dos contables, y como indicadores para gestión.
PREGUNTAS DE
COMPRENSION
Pregunta 6.A  Considere las cifras de la empresa tabacalera
Massalin
Particulares
que
se
detallan
en
el
cuadro
si- guiente.
MASSALIN PARTICULARES
1997
1998
1999
2000
Millones $
Ventas brutas
Impuestos específicos
Ventas netas
Créditos por ventas
1.496
(1.090)
406
43
1.549
(1.129)
421
44
1.584
(1.158)
426
76
1.559
(1.202)
357
64
Calcule el plazo de créditos por ventas. Para representar
adecuadamente el plazo promedio que la empresa mantiene
con sus clientes ¿utilizaría las ventas brutas o las ventas n e-
tas? (El impuesto al valor agregado se aplica sobre el precio
neto de los otros impuestos y fondos específicos.)
El plazo promedio ha aumentado significativamente entre
1997 y 2000. Pero la magnitud y el momento en que se o b-
serva el aum ento del plazo son distintos si se calcula con el
saldo final de créditos por ventas o con el saldo promedio de
cada año. Observando la evolución de las ventas ¿cuál es
más representativo del cambio que han tenido las condicio-
nes de crédito a clientes de l a empresa?
S
Está disponible
una solución comenta da 
Los  bienes  de  cambio  tienen  dos  grandes  grupos  de  componentes:  insumos  comprados  y
productos  para  venta.  La  composición  de  estos  grupos  depende  del  tipo  de  actividad  de  la  em-
presa:  industrial,  comercial  o  de  servicio.  En  el  esquema  6.1  se  detallan  los  principales  ítems  de
esas existencias.
Los  insumos  son  todos  los  elementos  físicos  (almacenables)  que  se  compran.
La
existencia
a  considerar  (el  saldo)  está  formada  por  las  partidas  de  materias  primas,  materiales,  repuestos,
y cualquier otra clasificación que se utilice para la información contable.
Los  productos  son  todos  los  elementos  físicos  (almacenables)  destinados a
la venta, sean de
propia  producción  o  producidos  por  terceros  que  se  venden  sin  transformación  adicional.  La
existencia a considerar es el saldo de productos terminados y de mercadería para venta.
Para  establecer  los  flujos  comparables  con  estas  existencias  es  necesario  considerar  el  mo-
vimiento  de  bienes  de  cambio  durante  el  período.  En  el  cuadro  6.2  se  reúne  los  datos  pertinen-
tes de ALFA: saldos de bienes de cambio, compras y gastos de producción.
Reordenando  estos  datos  se  formula  el  movimiento  de  bienes  de  cambio  de  ALFA  (cuadro
6.3).
Previous page Top Next page
Comparte ElPrisma.com en:   Tweet     Mister Wong 


Es política de El Prisma.com cumplir con las leyes nacionales y tratados internacionales que protegen la propiedad intelectual y los Derechos de Autor (Copyright). Los textos mostrados en esta página han sido enviados por nuestros usuarios que han declarado ser los autores de los mismos y han permitido su uso por parte de www.elprisma.com, si usted considera que la información contenida en esta página viola sus derechos de autor, por favor envíenos su notificación de infracción a sugerencias1[en]elprisma.com y removeremos los textos de nuestros servidores. Condiciones de Uso.

Administración de Empresas y Negocios, Economía y Finanzas, Mercadeo y Publicidad, Arquitectura, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Teología, Pedagogía, Ciencias Políticas, Derecho, Historia, Bellas Artes, Comunicación y Periodismo, Español y Literatura, Filosofía, Ingeniería Civil, Ingeniería de Minas y Petróleos, Ingeniería de Sistemas e Informática, Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Ingeniería Industrial, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Química, Biología, Física, Geografía, Matemáticas, Química, Medicina, Odontología, Psicología, Agronomía, Veterinaria, Zootecnia.