Portal para Investigadores y Profesionales

Encuentra más Cursos o Publica tu Contenido en ElPrisma.com





Concepto de Inflación



Enlaces Patrocinados






Navigation bar
  Start Previous page
 1 of 1 
Next page End 1  

INFLACIÓN
Por Lic. Gabriel Leandro, MBA
Investigación desarrollada y autorizada por:
Gabriel Leandro, Licenciado en Economía y Máster en Administración de Empresas. Posee amplia
experiencia como consultor y capacitador en distintas empresas, y como evaluador del Premio a la Excelencia
de la Cámara de Industrias de Costa Rica. Adicionalmente se ha desempeñado por más de 14 años como
1.     Concepto y definición de inflación
Generalmente se entiende por inflación el "incremento en el nivel general de precios" (Case, p.179), o sea que
la mayoría de los precios de los bienes y servicios disponibles en la economía empiezan a crecer en forma
simultánea. La inflación implica por ende una pérdida en el poder de compra del dinero, es decir, las personas
cada vez podrían comprar menos con sus ingresos, ya que en períodos de inflación los precios de los bienes y
servicios crecen a una tasa superior a la de los salarios.
El fenómeno inverso a la inflación es la deflación, y esta ocurre cuando una gran cantidad de precios decrecen
en forma simultánea, o sea, una disminución del nivel general de precios.
Por lo general se distingue entre un aumento "ocasional" del nivel general de precios y el aumento sostenido de
los precios. La primera es llamada por algunos economistas como la definición débil de inflación, por no requerir
que el aumento de los precios sea permanente, e incluso algunos no la consideran inflación en sí (Case, p. 179;
Corrales, p. 11 y 12). El segundo concepto, denominado definición fuerte de inflación, si requiere que se dé un
incremento de los precios a lo largo del tiempo. En este caso cuando se hable de inflación se hará uso de este
último concepto de inflación.
2.     Los índices de precios y la medición de la inflación
Para cuantificar la inflación, o sea, para medir el grado en que los precios varían periódicamente, se emplean
los índices de precios. Para ello, por ejemplo en el caso del índice de precios al consumidor, se cuenta con un
patrón de consumo representativo o canasta de consumo típica, la cual incluye cuáles son los bienes
principales que las personas demandan y su ponderación respectiva, de modo tal que algunos bienes tienen un
mayor peso dentro del índice, y así entonces se obtiene una valoración de los aumentos de los precios.
También existen otros índices de precios, por ejemplo el índice de precios al por mayor o al productor. A través
de éste se miden las variaciones de los precios ofrecidos al productor en todas las etapas del proceso
productivo, de ese modo se tienen las categorías de bienes finales, materias primas y materias intermedias,
cada una de las cuales también se divide en subcategorías. Este es considerado un índice importante, sobre
todo para observar la tendencia futura de los precios, ya que detecta los aumentos de los precios desde el inicio
del proceso productivo.
3.     Algunos conceptos importantes de inflación
Inflación latente o reprimida: Esta se da cuando los gobiernos establecen controles de precios, impidiendo de
ese modo que los índices de precios reflejen la realidad.
Inflación lenta: Cuando durante un período prolongado se da una baja y estable tasa de inflación, se le llama a
este tipo de inflación, inflación lenta.
Hiperinflación: También conocida como inflación galopante, y es aquella situación en la cual se da un muy
rápido crecimiento de los precios, o sea, elevadas tasas de inflación.
Estanflación: Generalmente se conoce como estanflación a un problema de estancamiento con alta inflación, o
sea, un bajo crecimiento de la producción, alta tasa de desempleo y una aceleración de la inflación.
4.     Causas de la inflación
Cuando se habla acerca de los factores que generan una inflación surge una serie de distintas teorías al
respecto, por ejemplo aquellas que consideran que la inflación es un fenómeno exclusivamente monetario, otras
consideran lo contrario y entonces toman en cuenta otros determinantes para explicar este fenómeno. Durante
algún tiempo han existido divergencias en cuanto a la validez de ciertas de estas teorías.
A continuación se describen las que son consideradas como las principales causas de la inflación.
1.
Inflación por presión de la demanda: Un aumento en la demanda agregada, por ejemplo un aumento
del gasto público, genera una presión al alza sobre los precios, o sea provocando inflación. Así este
crecimiento de la demanda por bienes y servicios, mayor que la disponibilidad de bienes y servicios,
obliga al incremento de sus precios, siempre que estos estén en libertad de subir. También se ven
afectados los precios de los insumos, los cuales también son presionados al alza. Este tipo de inflación
se dice que puede ser más probable en una economía cercana al pleno empleo, ya que a ésta le es
más difícil incrementar su producción.
2.
Inflación por empuje de los costos: La inflación es causada por aumentos agresivos en los costos de
producción, por ejemplo, aumentos en los salarios, la devaluación de la moneda, los aumentos de los
impuestos, incrementos en el precio de los insumos, el precio del petróleo, etc. Así en las economías
con sindicatos fuertes, dado que el alza de los precios reduce el poder de compra de los salarios,
entonces los trabajadores piden mayores aumentos en sus salarios, lo que redunda en mayores costos
de producción y finalmente en mayores precios, lo que a su vez genera más inflación y nuevamente se
demandan aumentos en los salarios, y así sucesivamente, creándose una "espiral inflacionaria de
costos".
Como lo muestra la figura anterior, el aumento en los costos además del aumento en los precios ha implicado
una reducción del nivel de producto, la cual podría ser contrarrestada por una política expansionista, o sea un
aumento del gasto público, una disminución de los impuestos, o bien un incremento de la oferta monetaria.
Desgraciadamente estas últimas políticas contribuyen a aumentar aún más el nivel de precios. Tal como lo
señala Case (1997): "Los impactos de costos representan malas noticias para los responsables de las políticas
gubernamentales. El único medio por el cual pueden combatir la pérdida de producción provocada por un
impacto en costos es incrementando el nivel de precios más allá de lo que habría aumentado sin acción política
alguna" (p. 334).
3.
Inflación por raíces estructurales: Los estructuralistas atribuyen la existencia de la inflación a factores
no monetarios como lo son la organización económica y social del sistema. Específicamente en
América Latina los estructuralistas han señalado como factores originarios de la inflación a los
problemas de productividad del sector agrícola, el deterioro de los términos de intercambio, o sea la
baja en los precios de las exportaciones y los aumentos en los precios de las importaciones, y la
distribución del ingreso. Se arguye que el proceso de industrialización provoca un fenómeno migratorio
hacia las zonas industriales, generando una mayor demanda por bienes primarios, donde "si la oferta
por bienes es altamente inelástica al precio, el aumento de la demanda implica una presión ascendente
sobre los precios de dichos bienes. Este hecho, aunado a la inflexibilidad descendente de los precios,
genera un aumento en el nivel de precios" (Guerrero, p. 87).
4.
Inflación por expectativas: Las expectativas sobre la tasa de futura de inflación pueden generar
inflación, en el sentido de que se pierde la credibilidad en las políticas anti-inflacionarias de las
autoridades económicas, así los distintos agentes tratarán de anticiparse a la inflación aumentando los
precios, en el caso de los productores, o pidiendo mayores aumentos salariales, en el caso de los
trabajadores. Si las expectativas son adaptativas, es decir se basan en el comportamiento pasado de la
variable en cuestión, entonces se puede decir que: "El hecho de que las expectativas puedan influir
sobre el nivel de precios es preocupante. Las expectativas pueden conducir a una inercia que dificulte
detener una espiral inflacionaria" (Case, p. 335). Lo anterior cambiaría si las expectativas no son
adaptativas sino racionales, en otras palabras, cuando las personas conocen las verdaderas causas de
la inflación y poseen información para pronosticarla.
5.
Inflación causada por el exceso de dinero en circulación: Tal y como lo señala Friedman "la
inflación ocurre cuando la cantidad de dinero se eleva apreciablemente en forma más veloz que como
lo hace la producción, y entre más rápido sea el aumento en la cantidad de dinero por unidad
producida, mayor será la tasa de inflación" (citado por Corrales, p. 78). Esto es lo que se ha llamado el
enfoque monetarista de la inflación, el cual indica que los precios, en el largo plazo, crecen al ritmo de
crecimiento del dinero en circulación. Es decir, el dinero es el único causante de la inflación sostenida.
El enfoque monetarista hace énfasis en el largo plazo, ya que en el corto plazo se acepta que las
variaciones de la cantidad de dinero si pueden tener algún efecto sobre la producción, pero no
sostenidamente.
Así un aumento en la cantidad de dinero en circulación incentivará una mayor demanda por bienes y servicios,
lo cual, de inicio provoca un aumento en la producción (efecto de corto plazo sobre la producción). Pero ese
crecimiento de la cantidad de dinero en exceso de lo que las personas desean mantener, es lo que ocasiona el
aumento en el nivel general de precios, y de ese modo, como señala Humphrey "disminuyen los efectos
temporales sobre el empleo y la producción, y dominan los efectos puramente inflacionarios sobre los precios"
(citado por Corrales, p.83). De ahí se deriva la famosa máxima de Friedman, y en general del monetarismo, de
que "la inflación es siempre y en todo lugar un fenómeno monetario".
Ahora bien, ¿Qué ocurre con las otras causas de la inflación presentadas, si es cierto que la inflación es un
fenómeno exclusivamente monetario? En este sentido se dice que tanto la presión de la demanda como el
empuje de los costos lo único que provocan es una redistribución del ingreso, y que sólo generan inflación
sostenida en el caso que el Banco Central actúe, en cuya situación se tendría una expansión de los medios de
pagos, y se caería en un fenómeno puramente monetario. Así cuando se argumenta que le déficit fiscal genera
inflación, ya que presiona la demanda agregada hacia el alza, pero ese déficit debe ser financiado. Una
posibilidad es incrementar los impuestos o también, recurrir al endeudamiento. Sin embargo, un aumento
sostenido en el gasto no puede ser financiado por esos medios, ya que los impuestos no pueden ser
incrementados indefinidamente y del mismo modo sucede con el crédito, así que llegará el momento en el cual
tendrá que intervenir el Banco Central. Es decir, se podría dar inflación por demanda, pero sólo a corto plazo,
no inflación sostenida.
De ese modo, si la cantidad de dinero en circulación permanece constante, no todos los precios podrían subir a
la vez, ya que no habría suficiente dinero en la economía para comprarlo todo a los nuevos precios. Es así
como si se mantuviera constante la oferta monetaria, entonces un aumento en los salarios provocaría
desempleo, pero no inflación. La financiación del déficit fiscal vía endeudamiento limitará el crédito al sector
privado. Los aumentos en el precio del petróleo disminuirán la capacidad de consumo, pero de igual modo, no
provocará inflación.
5.     Consecuencias de la inflación
En realidad las tasas de inflación bajas o controladas no tienen efectos tan nocivos sobre la economía como si
lo tienen las altas tasas de inflación, las cuales pueden tener un efecto devastador sobre algunos sectores.
Entre los principales efectos de estas elevadas tasas de inflación están los siguientes.
Disminuye el poder adquisitivo del dinero: La inflación afecta al dinero como acumulador de valor y así
le resta poder de compra a los ingresos de las personas. En períodos inflacionarios esto afecta
fundamentalmente a aquellas personas que tienen ingresos fijos. En realidad se da una modificación en
la distribución del ingreso, ya que en la medida que los ingresos crezcan a un ritmo mayor que los
precios, así se puede salir beneficiado en un proceso inflacionario, pero en caso contrario genera un
perjuicio.
Es una distorsión para el mercado de crédito: La inflación favorece a los deudores en contra de los
acreedores, sobre todo cuando estos últimos no han sido capaces de prever un período de inflación y
no se han protegido al respecto. Podría beneficiarlos sólo en el caso de que se haya previsto una tasa
de inflación superior a la que realmente se dé. En otros términos, si la inflación es mayor a la que se
esperaba, entonces la inflación beneficia a los deudores, y viceversa.
Costos administrativos e ineficiencias: Cuando los precios crecen rápidamente las empresas deben
calcular los precios con una mayor frecuencia y etiquetar la mercancía más frecuentemente. Además
cuando no existe certeza a cerca de la evolución de los precios las personas pueden tomar decisiones
equivocadas y asignar recursos ineficientemente.
Afecta ciertas inversiones productivas: Las elevadas tasas de inflación afecta las posibilidades
financieras de las empresas, además de que presenta ingresos ilusorios. Las inversiones a corto plazo,
o sea que se revalorizan más rápido, se ven incentivadas, en contra de aquellas con períodos de
maduración mayores. Por otro lado se asigna un mayor grado de riesgo a las inversiones en una
economía con inflación, así desciende el nivel de inversión, esto en detrimento de cualquier perspectiva
de crecimiento a largo plazo.
Afecta la balanza de pagos: Las altas tasas de inflación interna estimulan las importaciones y
desincentivan las exportaciones, si no se devalúa en una proporción equivalente. Esto porque aumenta
el precio de los bienes producido en el país y los bienes extranjeros se vuelven relativamente más
baratos. Es importante notar que aunque devaluar es casi necesario también puede acelerar aún más el
proceso inflacionario, sobre todo al elevar el precio de los insumos importados.
Distorsiona el papel orientador del mercado: En una economía de mercado el precio es el principal
indicador de qué producir, pero cuando los precios son muy inestables este mecanismo pierde
eficiencia.
6.     La inflación y el desempleo
Cuando en una economía aumenta la demanda agregada por un lado tiende a incrementarse el nivel general de
precios, pero también esa mayor demanda genera que se aumente el nivel de empleo, o sea que disminuya la
tasa de desempleo. Por el contrario cuando la economía entra en una recesión, la demanda tiende a ser menor
y los precios también, y en consecuencia aumenta la tasa de desempleo.
Esta relación inversa entre la tasa de desempleo y la tasa de inflación fue observada por A. W. Phillips, quien
publicó un artículo al respecto en 1958, y de ahí nace la curva de Phillips, la cual muestra gráficamente esta
relación.
Durante la década de sesentas en Estados Unidos la curva de Phillips se convirtió en uno de los principales
instrumentos para explicar la inflación y su relación con la tasa de desempleo, ya que se observó una estrecha
relación entre ambas variables. Sin embargo esta relación entre las tasas de inflación y desempleo a partir de
los años setentas ha sido raquítica. No por ello se ha dejado de considerar que exista relación entre la tasa de
desempleo y la de inflación, sino que se conoce que la inflación se ve afectada por muchas otras variables.
Investigación desarrollada y autorizada por:
Gabriel Leandro, Licenciado en Economía y Máster en Administración de Empresas. Posee amplia
experiencia como consultor y capacitador en distintas empresas, y como evaluador del Premio a la Excelencia
de la Cámara de Industrias de Costa Rica. Adicionalmente se ha desempeñado por más de 14 años como
profesor universitario y es el creador del sitio de Internet www.auladeeconomia.com.
Previous page Top Next page
Comparte ElPrisma.com en:   Tweet     Mister Wong 


Es política de El Prisma.com cumplir con las leyes nacionales y tratados internacionales que protegen la propiedad intelectual y los Derechos de Autor (Copyright). Los textos mostrados en esta página han sido enviados por nuestros usuarios que han declarado ser los autores de los mismos y han permitido su uso por parte de www.elprisma.com, si usted considera que la información contenida en esta página viola sus derechos de autor, por favor envíenos su notificación de infracción a sugerencias1[en]elprisma.com y removeremos los textos de nuestros servidores. Condiciones de Uso.

Administración de Empresas y Negocios, Economía y Finanzas, Mercadeo y Publicidad, Arquitectura, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Teología, Pedagogía, Ciencias Políticas, Derecho, Historia, Bellas Artes, Comunicación y Periodismo, Español y Literatura, Filosofía, Ingeniería Civil, Ingeniería de Minas y Petróleos, Ingeniería de Sistemas e Informática, Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Ingeniería Industrial, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Química, Biología, Física, Geografía, Matemáticas, Química, Medicina, Odontología, Psicología, Agronomía, Veterinaria, Zootecnia.