Portal para Investigadores y Profesionales

Encuentra más Cursos o Publica tu Contenido en ElPrisma.com





Inflación – Teoría de la Inflación



Enlaces Patrocinados






Navigation bar
  Start Previous page
 1 of 3 
Next page End 1 2 3  

Inflación – Teoría de la Inflación
Investigación desarrolla por:
Miguel Angel Vernal Gutiérrez
1. Introducción
Se presenta de manera general el fenómeno denominado inflación como el desequilibrio económico
caracterizado por la subida general de precios y que proviene del aumento del papel moneda, deterioro y
mal manejo de la economía de un país, trayendo como consecuencia que no haya ajuste en los contratos
de trabajos, préstamos, etc.
También se exponen las causas, tipos y recomendaciones propuestas para combatir el desbarajuste
económico que presente un país para el aumento generalizado de los precios, entre otros aspectos
relacionados con el tema.
2. Concepto de Inflación.
Es el aumento generalizado de los precios, pero esto es relativo ya que constantemente hay aumento de
los precios. Para los economistas la inflación, es el aumento progresivo, constante generalizado de los
precios teniendo como base el aumento anterior. Un aumento genera otro aumento esto es lo que se
denomina “la espiral inflacionaria”.El concepto de inflación es de difícil interpretación como un síntoma del
estado de deterioro de la economía del país, de una mala política económica, del desbarajuste económico
del país. 
Causas de la inflación.
Tienen que tomarse en cuenta del país de que se trate, ya que no son las mismas causas de un país a
otro: Inflación en el Marco Coyuntural:
Inflación de guerra: podemos hablar de la inflación de guerra, un país puede estar bien económicamente y
de repente se presentan conflictos bélicos o guerras, cuando se ve envuelto en un conflicto tiene que
desviar su producción hacia los armamentos, proyectiles etc. para defender el país. Tomando los recursos
que se tienen destinados al salario, a la educación a la producción por ello el gobierno no puede crear
impuestos para ello ya que todo esta destinado para eso. En el curso de la coyuntura: Por exceso de
demanda: se puede producir por el uso interno de la reserva monetaria del país (es la cantidad de dinero
que se tiene guardado en los bancos ya sea el estado o particulares) ese uso interno puede ser: por
gastos de consumo, aumento de gasto de inversión
Por elevación en los costos de producción: ocurre por un aumento de salario, por decreto oficial tratando de
calmar el desespero de la gente, aumenta la producción. 
Inflación tipo espiral: Es un efecto de la inflación, es la típica inflación, va ascendiendo, es un “circulo
vicioso” que no tiene fin.
Causas de la inflación tipo espiral.
Aumento general de los precios. Reducción del ingreso real de la población (ingreso verdadero que tiene la
población para gastar) lo que origina. Presione para un aumento salarial. Aumento en el costo de
producción (al aumentar los salarios aumentan los costos de producción ya que se refleja en el costo de
precios).Aumento de precios para compensar los costos. Reducción del ingreso real. Aumento de la
velocidad de circulación del dinero. Es la rapidez con que el dinero circulante para atender las
transacciones corrientes. Inflación administrativa. Se produce por el desgobierno, por la mala
administración, por la demagogia. Cuando el gobierno de turno cae en esta situación, incurren en gastos
excesivos que no son necesarios. Esto trae como consecuencia la necesidad de pedir al extranjero y se
endeuda más aún, la emisión de monedas comienza a imprimir (dinero inorgánico) para aumentar el dinero
circulante. Hay aumento en el incremento de precios.
Consecuencias de la inflación.
El proceso inflacionario, un empuje inflacionario origina otro y así sucesivamente: el proceso inflacionario,
la inflación en sí es una consecuencia, un sistema del desajuste económico del país. Una vez que se inicia
es difícil remediarla. Las injusticias en el reparto desigual de la riqueza: cuando hay inflación los que no
tienen, tienen menos y los que tienen, tienen más. Salen ganando unos y pierden otros. Salen ganando:
Los deudores: Por la devaluación del dinero se endeudaron cuando el bolívar tenia un valor adquisitivo que
no es lo mismo después de cierto tiempo. Los vendedores: La inflación hace subir los precios. Se
revalorizan los inventarios. Salen ganando ya que la inflación hace subir los precios y revaloriza las
mercancías. Salen perdiendo: Los acreedores: Por que prestaron dineros que valía en un tiempo pero
cuando regresan el dinero ya no es lo mismo. Reciben dinero con bajo poder adquisitivoLos compradores:
Por el alza de los precios. Mecanismos productivos: Es el proceso a través del cual nacen los productos
que se van a poner en el mercado La acción sobre el comercio exterior frenan las exportaciones de
Venezuela hacia el extranjero y estimulan las importaciones.
Los efectos de la inflación.
La inflación tiene costos reales que dependen de dos factores: de que la inflación sea esperada o no y de
que la economía haya ajustado sus instituciones (incorporando la inflación a los contratos de trabajos y
prestamos o arriendos de capital y revisando los efectos del sistema fiscal ante una situación inflacionaria)
para hacerle frente.La Inflación Esperada Cuando la inflación es esperada y las instituciones  se han
adaptado para compensar  sus efectos, los costos de la inflación sólo son de dos tipos. Unos son los
llamados costos de transacción, esto es, los derivados de la incomodidad de tener que ir con mucha
frecuencia a las instituciones financieras a sacar dinero para poder ajustar los saldos reales deseado a la
pérdida del poder adquisitivo del dinero motivada por el alza de los precios.La Inflación Imprevista
Los
efectos de la inflación imprevista sobre el sistema económico los podemos clasificar en dos grandes
grupos: Efectos sobre la distribución del ingreso y la riqueza y efectos sobre la asignación  de los recursos
productivos.
Efectos Sobre La Distribución del Ingreso
Son los más visibles y más frecuentes destacados. 
La Inflación perjudica a aquellos individuos que reciben ingresos fijos en términos nominales y, en general, 
a los que reciben ingresos crecen menos que la inflación. Efectos sobre la actividad económica: La
inflación tendrá también efectos distorsionantes sobre la actividad económica, ya que todo proceso
inflacionario implica una alteración de la estructura de precios absolutos aumentan por igual. Dado que los
precios relativos son las señales que guían el funcionamiento del mercado, una alteración de su estructura
implica una distorsión  en la asignación de los recursos al verse dificultada la información.
La Incertidumbre
La incertidumbre que generan los procesos inflacionarios también ha sido destacada como un elemento
negativo para la producción. La incertidumbre derivada de la inflación dificulta los controles y los cálculos
de rendimiento de las inversiones.
Remedios Propuestos Para Combatir La Inflación
En primer lugar no se puede solucionar la inflación sin saber las causas que la originan.
1.- Buscar fórmulas  y la manera de detener las causas. Identificar las causas: Se pueden diseñar medidas
para combatir, muestras más efectivas son las medidas más difícil  hoy en día se aplican las medidas
monetarias. 
2.- Remedios de índole monetaria: Son de diversas características, depende de la inflación. Si la inflación
es monetaria, buscamos la revalorización de la moneda a través del aumento de la paridad cambiaria, se
trata de buscar el mejoramiento de la moneda (bajando el valor de la moneda) debería traer como
consecuencia la deflación es lo contrario a la inflación, disminución de los precios del producto del
mercado y aumento del valor adquisitivo de la moneda.    
3. Inflación y deflación
En Economía, término utilizado para describir un aumento o una disminución del valor del dinero, en
relación a la cantidad de bienes y servicios que se pueden comprar con ese dinero.La inflación es la
continua y persistente subida del nivel general de precios y se mide mediante un índice del coste de
diversos bienes y servicios. Los aumentos reiterados de los precios erosionan el poder adquisitivo del
dinero y de los demás activos financieros que tienen valores fijos, creando así serias distorsiones
económicas e incertidumbre. La inflación es un fenómeno que se produce cuando las presiones
económicas actuales y la anticipación de los acontecimientos futuros hacen que la demanda de bienes y
servicios sea superior a la oferta disponible de dichos bienes y servicios a los precios actuales, o cuando la
oferta disponible está limitada por una escasa productividad o por restricciones del mercado. Estos
aumentos persistentes de los precios estaban, históricamente, vinculados a las guerras, hambrunas,
inestabilidades políticas y a otros hechos concretos. La deflación implica una caída continuada del nivel
general de precios, como ocurrió durante la Gran depresión de la década de 1930; suele venir acompañada
por una prolongada disminución del nivel de actividad económica y elevadas tasas de desempleo. Sin
embargo, las caídas generalizadas de los precios no son fenómenos corrientes, siendo la inflación la
principal variable macroeconómica que afecta, actualmente, tanto a la planificación privada como a la
planificación pública de la economía. Recesión, disminución o contracción del nivel de actividad
económica. Se dice que una economía sufre una recesión cuando disminuye de un modo significativo la
producción y el nivel de empleo. Pero la definición de lo que es o no es 'significativo' resulta bastante
arbitraria. Algunos lo definen en términos de tiempo —por ejemplo, una caída del producto nacional bruto
(PNB) durante tres trimestres consecutivos—. Otros economistas lo definen en términos cuantitativos —
por ejemplo, la tasa de disminución de la producción o el empleo.Otra forma de definir la recesión parte del
diferencial entre producción real y 'potencial' de producción de la economía. Pero a su vez esta producción
'potencial' no puede establecerse de forma objetiva. El procedimiento más utilizado consiste en hacer una
estimación de la 'tendencia' de la tasa de crecimiento de la economía de forma que se pueda establecer
cuál sería el crecimiento si continúa esta inclinación. Pero el periodo de tiempo utilizado para estimar esa
tendencia sigue siendo arbitrario. Además, existen diferentes formas de calcularla para examinar un mismo
periodo. Aunque no existe una medida única para evaluar el impacto de una recesión, se puede analizar
ésta a partir de las estadísticas relativas al nivel de desempleo o al nivel de puestos de trabajo sin cubrir,
aunque la interpretación de estos datos es también subjetiva. Las estimaciones del capital no utilizado son
aún más arbitrarias. Las recesiones pueden tener distintas causas. En los modelos de los ciclos
económicos las recesiones son 'endógenas' o 'interiores', en tanto que forman parte inherente de la
estructura económica y no están provocadas por factores externos a la economía. Por ejemplo, según un
modelo simple de ciclo económico, una economía, tras un periodo de producción y empleo crecientes,
sufrirá un proceso de ajuste que provocará sin duda un decrecimiento del nivel de producción. En otro
ejemplo, las oportunidades para invertir en negocios rentables se agotarán, lo que provocará una
disminución de la inversión. También puede ocurrir que el aumento de la producción provoque un aumento
de la demanda de dinero que a su vez presionará al alza los tipos de interés, haciendo que decaiga o
disminuya la inversión. Las recesiones también pueden tener causas 'exógenas' o 'exteriores' —es decir,
que los factores que provocan la recesión no son factores económicos—. Entre estas causas se puede
mencionar, por ejemplo, un cambio en la política del Gobierno para evitar un 'recalentamiento' de la
economía, y por tanto un aumento de las presiones inflacionistas. Las recesiones también pueden deberse
a un cambio de las condiciones económicas, como ocurrió en la crisis del petróleo de 1972-1973 que
provocó, por vías directas e indirectas, la recesión de la década de 1970, que afectó entre otros países a
Venezuela y México. Las economías pequeñas que dependen de los mercados exteriores o de los precios
de unos pocos bienes que exportan pueden sufrir una recesión si los precios de estos bienes disminuyen.
La secuencia que sigue una recesión depende, en gran medida, de los factores que la originan y de la
economía que padece dicha situación de recesión. Hasta hace poco, durante una recesión la producción
disminuía más que el empleo. Esto se debía a que las empresas confiaban en que el Gobierno
emprendería una política expansiva para evitar que la recesión se prolongara, y los empresarios no
deseaban prescindir de sus trabajadores por miedo a no poder encontrar la mano de obra necesaria cuando
la economía se recuperara. Sin embargo, durante las últimas décadas se ha perdido la confianza en la
voluntad y el poder de un gobierno para reanimar la economía, por lo que las recesiones de la década de
1980 han sido más graves y han generado mayores tasas de desempleo. También ha ocurrido este
fenómeno en muchos países latinoamericanos como Argentina y Brasil, donde el fin de las privatizaciones
ha coincidido con una alarmante tasa de desempleo. Depresión (economía), periodo durante el cual un país
industrializado presenta una producción y unas ventas reducidas, y al mismo tiempo altas tasas de
desempleo y de quiebras empresariales. Una depresión es el punto más bajo de un ciclo económico. Casi
todas las teorías económicas modernas consideran que las depresiones son el resultado de una caída de
la demanda, junto a una disminución de la inversión y de los salarios, que reducen el nivel de consumo. El
keynesianismo destaca por su análisis de las condiciones que crean y prolongan las depresiones. Sin
embargo, la economía marxista siempre ha considerado las depresiones como el síntoma de la propia
naturaleza del capitalismo. La depresión más importante se produjo en 1929 y fue conocida como la Gran
Depresión, pero se han producido otras depresiones (o recesiones) a lo largo de la historia, sobre todo a
partir de la crisis de los precios del petróleo de 1973. Inflación y deflación, en Economía, término utilizado
para describir un aumento o una disminución del valor del dinero, en relación a la cantidad de bienes y
servicios que se pueden comprar con ese dinero.   
4. Tipos de inflación.
La inflación está formada por varios niveles de gravedad. De ahí que se analicen mediante la siguiente
distribución: inflación moderada, galopante e hiperinflación. Inflación moderada. Se caracteriza por una
lenta subida de los precios. Clasificamos entonces, con arbitrariedad, las tasas anuales de inflación de un
dígito. Cuando los precios son relativamente estables, el público confía en el dinero. De esta manera lo
mantiene en efectivo porque dentro de un cierto tiempo (mes, año), tendrá casi el mismo valor que hoy.
Comienza a firmar contratos a largo plazo expresados en términos monetarios, ya que confía en que el
nivel de precios no se haya distanciado demasiado del valor del bien que vende o que compra. No le
preocupa o no le interesa tratar de invertir su riqueza en activos reales en lugar de activos monetarios y de
papel ya que piensa que sus activos monetarios conservarán su valor real. Inflación galopante. Es una
inflación que tiene dos o tres dígitos, que oscila entre el 20, el 100 o el 200 % al año Dentro del extremo
inferior del conjunto encontramos países industriales avanzados, caso de Italia. Otros países, como los
latinoamericanos, Argentina y Brasil, muestran en la década de los setenta y en la de los ochenta, tasas
de inflación entre el 50 y el 700 %.Cuando la inflación galopante arraiga, se producen graves distorsiones
económicas. Generalmente, la mayoría de los contratos se ligan a un índice de precios o a una moneda
extranjera (dólar); por ello, el dinero pierde su valor muy deprisa y los tipos de interés pueden ser de 50 ó
100 % al año. Entonces, el público no tiene más que la cantidad de dinero mínima indispensable para
realizar las transacciones diarias. Los mercados financieros desaparecen y los fondos no suelen asignarse
por medio de los tipos de interés, sino por medio del racionamiento. La población recoge bienes, compra
viviendas y no presta dinero a unos tipos de interés nominales bajos. Es extraño ver que las economías
que tienen una inflación anual del 200 % consigan sobrevivir a pesar del mal funcionamiento del sistema de
precios. Por el contrario, estas economías tienden a generar grandes distorsiones económicas, debido a
que sus ciudadanos invierten en otros países y la inversión interior desaparece. Hiperinflación. Aunque
parezca que las economías sobreviven con la inflación galopante, el concepto de la hiperinflación se afianza
como una tercera división. Decimos que esta se produce cuando los precios crecen a tasas superiores al
100 % anual. Al ocurrir esto, los individuos tratan de desprenderse del dinero líquido de que disponen antes
de que los precios crezcan más y hagan que el dinero líquido de que disponen antes de que los precios
crezcan más y hagan que el dinero pierda aún más valor. Todo este fenómeno es conocido como la huída
del dinero y consiste en la reducción de los saldos reales poseídos por los individuos, ya que la inflación
encarece la posesión del dinero. No se puede decir nada bueno de una economía de mercado en la que los
precios suben un millón o incluso un billón % al año. Las hiperinflaciones se consideran como algo
extremo y vienen asociadas a guerras, consecuencias de dichas guerras, revoluciones, etc.
Hoy en
día todo escasea, menos el dinero. Los precios son caóticos y la producción está desorganizada. Todo el
mundo tiende a acaparar cosas y a tratar de deshacerse del papel moneda malo que desplaza de la
circulación al dinero metálico bueno. Con ello, llegan de nuevo los inconvenientes del trueque. La
hiperinflación más documentada se produjo en Alemania durante el periodo posterior a la primera Guerra
Mundial (1.922-1.923).
En ella el gobierno puso en marcha la emisión de dinero, elevando los precios y el
dinero a grandes niveles.
Consecuencia de esto fue, que el dinero que una persona tenía en 1.922
queda apenas sin valor en 1.923.
Algunos estudios han encontrado varios rasgos comunes en las
hiperinflaciones: Primero, la demanda real de dinero disminuye radicalmente. Como consecuencia de esto,
los precios crecen en un 29’72 %, es decir, en la trigésima parte del nivel existente anteriormente. Se
intenta deshacerse del dinero para no sufrir su pérdida de valor, Segundo, los precios relativos se vuelven
muy inestables. Normalmente, los salarios reales sólo varían al mes un punto porcentual o menos. Pero en
esa época, los salarios reales variaron en un tercio al mes (aumentando o disminuyendo).Esta variación de
los precios relativos y de los salarios reales muestra con claridad el elevado costo de la inflación.
Finalizando, la hiperinflación produce los efectos más profundos en la distribución de la riqueza.
5. Inflación, estabilidad y crecimiento en América latina
En este trabajo se estudia la relación entre la inflación y el crecimiento en Latinoamérica. El análisis se
centra en diez países con "historia inflacionaria", los cuales han sido divididos en dos grupos. El primero
contiene economías con episodios de inflación extrema (muy alta e hiperinflación) : Argentina, Bolivia,
Brasil, Chile, Nicaragua y Perú. El otro grupo incluye casos que han experimentado solo períodos
alternativos de moderada y alta inflación: Colombia, México, Uruguay y Venezuela. La inflación afecta
desempeño de la economía a través de diferentes canales: la distorsión de precios relativos, la demora de
la realización de los proyectos inversión debido a la incertidumbre asociada a la inflación, el deterioro de la
información, etc. Este trabajo incluye dos factores explicativos del crecimiento económico: los regímenes
inflacionarios y la variabilidad de la tasa de inflación. En forma compatible con el consenso existente en la
literatura, este estudio muestra una relación negativa entre inflación y crecimiento económico, la cual es
más evidente considerando la evolución promedio del PBI per cápita en cada régimen inflacionario (inflación
moderada, alta y extrema). En la mayoría de los casos hay menor crecimiento en más alta inflación. En
particular, los resultados son más evidentes en el grupo de países que han experimentado episodios de
inflación extrema. En los períodos de muy alta e hiperinflación, ocurridos en la mayor parte de los casos en
los finales de los ´80, estas economías han tenido crecimiento negativo o nulo. Más aún, una vez que las
economías pudieron recuperar la estabilidad en los ´90, alcanzaron un crecimiento sostenido. Los
resultados del análisis de regresión indican que los regímenes inflacionarios son las mejores variables
explicativas del crecimiento económico, los cuales son captados incluyendo una variable "dummy" por
cada régimen. No obstante, la variabilidad de la inflación no es significativa, lo cual puede indicar que esta
no es una buena variable "proxy" de la incertidumbre inflacionaria. Este trabajo puede ser extendido
incluyendo otros factores, asociados a la inflación, para explicar el crecimiento. Los candidatos son la
variabilidad de precios relativos, otra medida de la incertidumbre inflacionaria, los mecanismos que pueden
provocar una menor acumulación de capital a más alta inflación, etc. Por otro lado, puede ser interesante
determinar los principales factores que afectan el crecimiento económico en estabilidad de precios, como
la restricción de crédito y el incremento del riesgo generado por la inestabilidad de los mercados
financieros internacionales.
Inflacion: Tras El Diagnostico Debe Venir El Tratamiento
El Consejo de Ministros estudió diversas medidas cuya aplicación podría contribuir a frenar la inflación, que
es, de hecho, la única bestia negra de su política económica. La gran mayoría de esas medidas apuntan a
un sector que, según criterio general, es clave en el preocupante incremento que vienen registrando los
precios: el sector energético.
De hecho, el Gobierno viene estudiando medidas destinadas a frenar el avance del IPC, pero hasta ahora
no había podido pasar a concretarlas, porque dentro del propio Ejecutivo se manifestaban dos
planteamientos distintos: en tanto el vicepresidente Rato insistía en la necesidad de propiciar reformas
estructurales que estimulen más y mejor la competencia en el conjunto del sector enérgetico, el ministro
de Industria, Josep Piqué, consideraba preferible proceder a congelar los impuestos especiales que gravan
los derivados del petróleo -gasolinas, gasóleos y gas- y rebajar el IVA del butano.
Previous page Top Next page
Comparte ElPrisma.com en:   Tweet     Mister Wong 


Es política de El Prisma.com cumplir con las leyes nacionales y tratados internacionales que protegen la propiedad intelectual y los Derechos de Autor (Copyright). Los textos mostrados en esta página han sido enviados por nuestros usuarios que han declarado ser los autores de los mismos y han permitido su uso por parte de www.elprisma.com, si usted considera que la información contenida en esta página viola sus derechos de autor, por favor envíenos su notificación de infracción a sugerencias1[en]elprisma.com y removeremos los textos de nuestros servidores. Condiciones de Uso.

Administración de Empresas y Negocios, Economía y Finanzas, Mercadeo y Publicidad, Arquitectura, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Teología, Pedagogía, Ciencias Políticas, Derecho, Historia, Bellas Artes, Comunicación y Periodismo, Español y Literatura, Filosofía, Ingeniería Civil, Ingeniería de Minas y Petróleos, Ingeniería de Sistemas e Informática, Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Ingeniería Industrial, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Química, Biología, Física, Geografía, Matemáticas, Química, Medicina, Odontología, Psicología, Agronomía, Veterinaria, Zootecnia.