Portal para Investigadores y Profesionales

Encuentra más Cursos o Publica tu Contenido en ElPrisma.com





La Conquista



Enlaces Patrocinados






Navigation bar
  Start Previous page
 1 of 7 
Next page End 1 2 3 4 5 6  

Investigación desarrollada y enviada por: Natacha Cáceres
natashacaceres09@hotmail.com
Antecedentes de la colonización. La conquista:
El encuentro de dos culturas, la europea y la indígena, se produjo en
nuestras tierras en 1498 y, durante los primeros años del siglo XVI, el oriente
del territorio, configuró el escenario de la empresa colonizadora. Antes de la
llegada de los españoles, las diversas naciones aborígenes orientales no for-
maban una estructura política común. 
Su sistema organizativo más elevado eran las comunidades aldeanas, y aun
los grupos con idénticas lenguas se presentaban fraccionados en un prisma
que abarcaba desde recolectores y cazadores nómadas hasta comunidades
establecidas con su particular sistema de agricultura y riego. No se
vertebraron en una ocupación homogénea y vivían en poblados de diversos
tamaños, al igual que tenían diferentes dietas alimenticias, vestidos, adornos
y modos de hacer la guerra. 
Por ejemplo, en Margarita, sus naturales, los Guaiqueríes, se mostraron
receptivos ante la 
presencia del hombre blanco, mientras que en la costa
oriental, los Cumanagotos resultaron hostiles a los conquistadores.
Tampoco
los hispanos constituían un todo homogéneo. Dependían de un solo centro
de poder, la Corona, que emitía sus órdenes a través del Consejo de Indias,
su órgano administrativo, pero estaban condicionados por variadas
modalidades de colonización y poblamiento. A pesar del arribo del español a
paisajes humanizados por los indios, debió enfrentar numerosas dificultades
ocasionadas por las naturales condiciones geográficas de la zona. 
En los ámbitos septentrionales e insulares orientales, ésta le ofrecía recursos
que incentivaban el poblamiento, tales como sal, perlas y pescado, pero, a su
vez, presentaba barreras infranqueables que limitaron su conquista y
colonización, como es el caso del litoral guayanés, bautizado por el almirante
Cristóbal Colon como “Tierra de Gracia”. 
Los tempranos descubrimientos geográficos orientales: Islas de Margarita,
Coche y Cubagua, costa cumanesa, realizados por Colón, en su tercer viaje,
y las sucesivas expediciones de Alonso de Ojeda (1499) y Pedro Alonso
Niño-Cristóbal Guerra (1500), no significaron un poblamiento inmediato. En
este sentido, los intentos iniciales de la colonia fracasaron. Sin embargo fue
en esos espacios donde se establecieron los primeros límites poblacionales
hispanos, emplazados en lugares estratégicos, con suficiente agua dulce y
un sistema de fortines para protegerse de los ataques indígenas. 
En 1503 los Reyes Católicos crean en Sevilla, España, la Casa de
Contratación, organismo que se encargaría de regir el comercio del Nuevo
Mundo. Por Real Cédula se autoriza a los conquistadores españoles a
esclavizar a los indios caribes con el pretexto de su canibalismo, y por
haberse opuesto a los "requerimientos pacíficos" de los conquistadores. El
establecimiento de los primeros europeos en las regiones costeras de Tierra
Firme inicia la formación de la sociedad que después de tres siglos,
consolidado en Nación, se llamará Venezuela.
El proceso de  colonización.
Fueron numerosos los motivos que llevaron a Europa a comenzar la
colonización del continente americano. Entre ellos se encuentran la
búsqueda de metales preciosos, la necesidad de encontrar nuevas tierras
para la agricultura, la huida de persecuciones derivadas de motivos religiosos
y el deseo de ganar a los pueblos indígenas para la causa de la cristiandad. 
La polémica sobre la justicia de la expansión colonial y sobre la esclavitud de
los indígenas se convierte en uno de los grandes temas del pensamiento
ético español del siglo XVI. Por las Ordenanzas de Burgos (1512-1513) se
declara a los indios “personas libres y vasallos de la Corona", con obligación
de pagar tributo. 
Los indígenas eran considerados “incapaces” y, por tanto, puestos bajo la
tutela de la Corona. Junto a la lucha teórica del poder espiritual contra el
poder político, surgieron innumerables problemas prácticos de convertir a los
indios, bautizarlos y organizarlos en comunidades cristianas cuyo modelo era
el núcleo familiar monógamo. Había que establecer misiones y escuelas para
la evangelización, era necesario que los indígenas abandonaran la actitud de
recelo, temor y desconfianza que los españoles les inspiraban. 
Conciliar dos sociedades y dos mundos opuestos es la difícil tarea de justicia
y equilibrio que le tocó realizar a la iglesia en la América recién descubierta.
La empresa fundamental que España tomaba para sí, sea por interés
económico o por cuestiones ideológicas, era la de conformar pueblos y
modos de vivir propios de la Península. 
España trasladó a América sus instituciones, sus costumbres, la pompa
cortesana, las rivalidades de la nobleza, sus vicios administrativos.
Improvisación e incoherencia asoman por doquier en la formación del Nuevo
Mundo.
Diversas culturas con diversos grados de desarrollo conformaban a América,
pero España no se detuvo en esas diferencias sino que trató de
homogeneizar la conquista de las mismas. 
Sin embargo, en esa confrontación cultural que se produjo, el colonizador
español no se limitó a imponer sus modos de producción, su cultura y su
lenguaje, sino que se dedicó a perfeccionar la producción y confección
propias del indígena, aprende su idioma, adopta sus técnicas de cultivo y
hace uso de la medicina natural del
medio para combatir las enfermedades
tropicales. 
La población indígena sufrió una merma considerable bajo el régimen de la
conquista española. Contribuyeron a este etnocidio los negociantes de
esclavos llamados “Indieros", residenciados en el Caribe. Con una crueldad
propia de la
época y de la clase de gente que ejercía el negocio,
organizaban expediciones armadas con el objeto de “cazar” indios y
destinarlos al comercio de esclavos. 
Según Salcedo-Bastardo (1993): “El Imperio español fue el principal poder
metropolitano en el Nuevo Mundo y se extendió a través de gran parte de
México, Centroamérica y Sudamérica. Los portugueses se establecieron
principalmente en Brasil. Mientras que los españoles y los portugueses
tuvieron tendencia a crear asentamientos mixtos que absorbieran a las
poblaciones indígenas de sus territorios, los colonizadores británicos y
Previous page Top Next page
Comparte ElPrisma.com en:   Tweet     Mister Wong 


Es política de El Prisma.com cumplir con las leyes nacionales y tratados internacionales que protegen la propiedad intelectual y los Derechos de Autor (Copyright). Los textos mostrados en esta página han sido enviados por nuestros usuarios que han declarado ser los autores de los mismos y han permitido su uso por parte de www.elprisma.com, si usted considera que la información contenida en esta página viola sus derechos de autor, por favor envíenos su notificación de infracción a sugerencias1[en]elprisma.com y removeremos los textos de nuestros servidores. Condiciones de Uso.

Administración de Empresas y Negocios, Economía y Finanzas, Mercadeo y Publicidad, Arquitectura, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Teología, Pedagogía, Ciencias Políticas, Derecho, Historia, Bellas Artes, Comunicación y Periodismo, Español y Literatura, Filosofía, Ingeniería Civil, Ingeniería de Minas y Petróleos, Ingeniería de Sistemas e Informática, Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Ingeniería Industrial, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Química, Biología, Física, Geografía, Matemáticas, Química, Medicina, Odontología, Psicología, Agronomía, Veterinaria, Zootecnia.