Portal para Investigadores y Profesionales

Encuentra más Cursos o Publica tu Contenido en ElPrisma.com





Mantenimiento en Subestaciones Eléctricas



Enlaces Patrocinados






Navigation bar
  Start Previous page
 1 of 6 
Next page End 1 2 3 4 5 6  

Investigación desarrollada y enviada por: Gerardo Murillo Rocha
jgerardomrt@hotmail.com
1.- Introducción.
2.- Orientación del mantenimiento en subestaciones.
3.- Mantenimiento Integrado.
3.1.- Mantenimiento Preventivo.
3.1.1.- Inspección visual.
3.1.2.- Mantenimiento preventivo sistemático.
3.1.3.- Inspección termográfica.
3.2.- Mantenimiento Correctivo.
3.3.- Integración del Mantenimiento.
3.4.- Mantenimiento Proactivo.
3.4.1.- Grupo de trabajo.
3.4.2.- Actividades del mantenimiento proactivo.
4.- Conclusiones.-
5.- Agradecimientos.-
1.- Introducción.-
Es de conocimiento general que hoy en día, la energía eléctrica es necesaria para muchos aspectos de la vida diaria,
ninguna persona está exenta del uso de la energía eléctrica, de una forma u otra, ya sea en su domicilio o en el
trabajo, equipos en funcionamiento, talleres, televisores, oficinas, quirófanos, etc.  Esto nos lleva a la conclusión de
que el servicio eléctrico debe ser continuo.
Hay que tomar en cuenta también que este servicio debe ser prestado en las mejores condiciones de calidad, y hoy
en día, existen leyes y sistemas reguladores que velan por el cumplimiento de tales reglamentos por parte de las
empresas del sector eléctrico, tanto en lo referido a la continuidad del servicio como a la calidad del mismo.
Los Sistemas Eléctricos de Potencia (SEP), tienen varios componentes y cada uno con características singulares, y
éstos forman parte importante de todo el sistema, cumpliendo cada uno con sus funciones específicas, diferentes de
los demás componentes, pero importantes para el buen funcionamiento del sistema, tanto en condiciones de calidad
como de continuidad de servicio.  Uno de estos componentes son las subestaciones, cuya función es la
interconectar circuitos entre sí, con las mismas características de potencia, aunque con características diferentes en
algunos casos (voltaje y corriente).
Las subestaciones pueden ser de transmisión o de distribución, de alta o de media tensión, y sus componentes, y la
disposición de estos, pueden variar de una subestación a otra, pero las características de los componentes siempre
serán las mismas, y cada uno tendrá también dentro de la subestación, funciones específicas e importantes a la vez. 
Existen en una subestación, interruptores, encargados de unir o abrir circuitos entre sí, transformadores de
potencia, encargados de transmitir la potencia de un sistema a otro con las características deseadas de voltaje y
corriente, transformadores de medida, que se encargan de medir las características de la señal eléctrica para fines
de protección y registro, seccionadores, que unen o separan circuitos, bancos de capacitores, que sirven para
compensar la caída de tensión al final de la línea de transmisión, los pararrayos que protegen contra descargas; sólo
para mencionar algunos.
Tomando en cuenta que las subestaciones son un componente importante de los sistemas de potencia, además de
ser los de mayor costo económico, y que la continuidad del servicio depende en gran parte de ellas; es necesario
aplicar a estos sistemas (subestaciones) una adecuada Gestión de Mantenimiento.  Esta gestión deberá observar al
mantenimiento preventivo, englobando al mantenimiento predictivo, para revisar con cierta frecuencia el estado de
los equipos, al mantenimiento correctivo para reparaciones o reemplazos preventivos, el cual deberá tener cierta
planificación para intervenciones de emergencia, y al mantenimiento proactivo, para el análisis y revisión periódica
de la gestión, y para la evolución del mantenimiento y sus procedimientos.  Todo esto interrelacionado entre sí,
conformando así al Mantenimiento Integrado.
2.- Orientación del Mantenimiento en Subestaciones.-
Al buscar una filosofía aplicable al mantenimiento en subestaciones, se puede encontrar que orientar el
mantenimiento hacia la Disponibilidad de equipos es la más ajustable a los requerimientos y características de este
componente de Sistemas de Potencia.  Esta orientación debe estar basada, tal vez, en los argumentos más
utilizables de la filosofía del Mantenimiento Productivo Total (TPM) y del Mantenimiento basado en la
Confiabilidad (RCM).  Antes de hablar de los argumentos más aplicables al Mantenimiento en subestaciones, tal
vez sea necesario mencionar por qué ambos tipos de mantenimiento, no son directamente aplicables a
subestaciones, es decir cada uno por sí solo y completamente aplicado a subestaciones.
El TPM es una filosofía de mantenimiento que exige Calidad Total en el trabajo de mantenimiento, lo cual no es
difícil de obtener, pero en consecuencia exige que en los sistemas en los que se aplica esta filosofía, llegar al nivel
de “cero fallas”; sabiendo que en sistemas de potencia la mayor parte de las fallas se deben a factores externos,
muchas veces que escapan al control (condiciones climáticas, por ejemplo), no será posible llegar al nivel de “cero
fallas”, sin elevar considerablemente los costos de operación, y por ende el precio de la unidad de energía eléctrica.
Por otro lado, el RCM es un sistema de mantenimiento que se basa en la Confiabilidad, es decir que el sistema en
el que se aplica el RCM debe continuar con su trabajo normal a pesar del surgimiento de alguna falla i de la
falencia de algún componente del sistema, y esto se logra mediante el reemplazo de dicho componente en el
sistema productivo, sin importar si este reemplazo es similar o no, el punto es que el sistema mantenga su ritmo de
producción.  Se sabe que una subestación tiene la función de transmitir la energía eléctrica de un sistema a otro, y
que cada componente de la misma cumple funciones únicas relativas a ese equipo, por tanto, en caso de ausencia
de uno de estos, sin importar la causa, no será posible reemplazar u obviar tal componente para que la transmisión
de energía continúe porque esto podría llevar a fallas mayores, o paradas del sistema, que pudieron haberse evitado
si el componente en cuestión hubiera estado cumpliendo sus funciones.
Pero esto no descarta a los tipos de mantenimiento mencionados para su aplicación en subestaciones, cabe
mencionar que el RCM puede formar parte del TPM aplicado a un sistema productivo; si se analiza, el TPM es una
filosofía que se refiere más al recurso humano del mantenimiento, y su comportamiento en el desarrollo de dicha
función, que al sistema productivo en sí, y el RCM se inclina más al sistema productivo y su confiabilidad.  Por
tanto, estos argumentos pueden ser aplicables a cualquier sistema incluyendo subestaciones.
Esto lleva a buscar la Confiabilidad de una subestación, y según lo antes mencionado, para lograr esto deberá
buscarse la Disponibilidad de los equipos de la misma, ya que ‘equipos disponibles cumplen su función, y por tanto
el sistema será confiable’.  Para que los equipos estén disponibles, el mantenimiento preventivo jugará un papel
importante, dejando de ese modo, la posibilidad de fallas debidas principalmente a factores externos, es donde el
mantenimiento correctivo deberá jugar su papel, y para el buen desempeño de estos mantenimientos, el personal
deberá comportarse con seguridad, orden y disciplina necesarios, y es donde el TPM se aplica.  Pero el
mantenimiento no es estático, es evolutivo, por tanto necesita actualizarse, analizarse y reflexionarse para su
mejora continua, será entonces cuando intervenga el mantenimiento proactivo.  Los tres mantenimientos
mencionados, estarán entrelazados entre sí, lo que se convertirá en un mantenimiento integrado, aplicado a
subestaciones.
3.- Mantenimiento integrado.-
En función a lo visto anteriormente, dando al mantenimiento en subestaciones una orientación hacia la
Disponibilidad de equipos, y tomando en cuenta el sistema de trabajo en Sistemas de Potencia (transmisión y
distribución, principalmente), el mantenimiento en subestaciones debe estar integrado, es decir, mirar el
mantenimiento como un conjunto, cuyos componentes serán en mantenimiento preventivo, correctivo y proactivo.
3.1.- Mantenimiento preventivo.-
El mantenimiento preventivo en subestaciones se divide en dos componentes:
-
Inspección visual.
-
Mantenimiento preventivo programado o sistemático.
Previous page Top Next page
Comparte ElPrisma.com en:   Tweet     Mister Wong 


Es política de El Prisma.com cumplir con las leyes nacionales y tratados internacionales que protegen la propiedad intelectual y los Derechos de Autor (Copyright). Los textos mostrados en esta página han sido enviados por nuestros usuarios que han declarado ser los autores de los mismos y han permitido su uso por parte de www.elprisma.com, si usted considera que la información contenida en esta página viola sus derechos de autor, por favor envíenos su notificación de infracción a sugerencias1[en]elprisma.com y removeremos los textos de nuestros servidores. Condiciones de Uso.

Administración de Empresas y Negocios, Economía y Finanzas, Mercadeo y Publicidad, Arquitectura, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Teología, Pedagogía, Ciencias Políticas, Derecho, Historia, Bellas Artes, Comunicación y Periodismo, Español y Literatura, Filosofía, Ingeniería Civil, Ingeniería de Minas y Petróleos, Ingeniería de Sistemas e Informática, Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Ingeniería Industrial, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Química, Biología, Física, Geografía, Matemáticas, Química, Medicina, Odontología, Psicología, Agronomía, Veterinaria, Zootecnia.