Portal para Investigadores y Profesionales

Encuentra más Cursos o Publica tu Contenido en ElPrisma.com





Sistema de Puesta a Tierra



Enlaces Patrocinados






Navigation bar
  Start Previous page
 1 of 4 
Next page End 1 2 3 4  

Tema desarrollado por: Ing. Juan Alercio Alamos Hernández - juan_alamos_h@yahoo.es
SISTEMA DE PUESTA A TIERRA
5.1.- TIPOS.
En una instalación podrá existir una puesta a tierra de servicio y una puesta a tierra de
protección.
La tierra de servicio es la malla de tierra donde se conecta el punto neutro de un
transformador de potencia o de una máquina eléctrica. La resistencia de la malla de servicio
depende exclusivamente del valor de corriente de falla monofásica que se desea tener en el
sistema. 
La tierra de protección es la malla de tierra donde se conectan todas las partes metálicas
de los equipos que conforman un sistema eléctrico, que normalmente no están energizados, pero
que en caso de fallas pueden quedar sometidos a la tensión del sistema. Los valores de resistencia
de la malla de protección están limitados por condiciones de seguridad de los equipos y de las
personas que operan el sistema de potencia. Las tensiones de paso, de contacto y de malla
máximas definidas por normas internacionales, definen* el valor de la resistencia de la malla.
Es común usar la misma malla de tierra de una subestación tanto como malla de servicio
como malla de protección. En la medida que se cumplan las condiciones de seguridad esto no es
problema. No está permitido conectar a la misma malla sistemas de tensiones diferentes.
5.2.-SISTEMAS DE DISTRIBUCION DE ENERGIA ELECTRICA.
Los sistemas eléctricos de potencia, desde el punto de vista de su conexión con respecto a
tierra, pueden clasificarse en:
Sistemas aislados.
Sistemas aterrizados.
5.2.1.- Sistemas aislados.
Los sistemas aislados no tienen una conexión intencional a tierra. Cabe destacar que la
conexión a tierra en sistemas aislados se hace a través de caminos de alta impedancia, como son
las capacidades distribuidas de los alimentadores (cables y líneas aéreas) y a través de las
impedancias de los pararrayos. La principal característica de este tipo de sistema son las
bajísimas corrientes de cortocircuito monofásico que presentan, en caso de existir una falla en el
sistema. Por esta razón es necesario disponer de protecciones especiales, muy sensibles que
puedan detectar la presencia de una falla monofásica del orden de miliamperes. El retorno de la
corriente de falla monofásica en sistemas aislados se produce a través de capacidades distribuidas
de los cables y de las líneas.
La principal ventaja de estos sistemas, es la mayor continuidad de servicio que se logra,
ya que pueden seguir operando en la presencia de una falla monofásica. Sin embargo, son más las
desventajas que presentan los sistemas aislados, razón por la cual son poco utilizados en la
actualidad. Desde el punto de vista de la continuidad de servicio, los sistemas aislados no
presentan más ventaja que los sistemas aterrizados a través de alta resistencia, con la diferencia
que en estos últimos, las tensiones pueden limitarse.
Una forma de detectar la existencia de fallas monofásicas en sistemas aislados, es
conectando voltímetros entre fase y tierra. Estos dispositivos son capaces de detectar la fase
dañada, pero no de ubicar el punto de falla.
5.2.2.- Sistemas aterrizados.
Los sistemas aterrizados se caracterizan por tener el neutro de los transformadores o
generadores conectados a tierra. Estos sistemas no presentan el inconveniente de sobretensiones
mencionado en el sistema aislado, ya que cuando se produce un cortocircuito monofásico, éste es
detectado inmediatamente por las protecciones de sobrecorriente residual  y por lo tanto,
despejado rápidamente.
La conexión a tierra puede realizarse de distintas maneras, distinguiéndose principalmente
las siguientes:
Sólidamente aterrizados.
Resistencia de bajo valor.
Resistencia de alto valor.
Reactor.
Bobina Petersen.
Los sistemas aterrizados, protegen la vida útil de la aislación de motores, transformadores
y otros componentes de un sistema. Los sistemas aterrizados, al garantizar una corriente de falla
elevada permiten utilizar protecciones rápidas y seguras que despejen las fallas a tierra en un
tiempo no mayor a 5 seg.
La resistencia del neutro, tiene limitada su capacidad de corriente, definida por el tiempo
que dura la corriente que pasa por ella, siendo su máximo de 10 segundos. La tensión de
resistencia corresponde a la tensión entre fase y neutro del sistema. La corriente corresponde al
valor de corriente que fluirá por la resistencia durante el cortocircuito con la tensión nominal
aplicada.
5.2.3.- Tendencia actual.
La tendencia actual en sistemas de baja tensión, menores a 1 KV, es no usar resistencia en
el neutro, debido a que la corriente de cortocircuito puede ser demasiado pequeña y no sea capaz
de hacer operar los equipos de protección. En media tensión, los sistemas sólidamente aterrizados
o conectados a tierra a través de una baja resistencia, se utilizan cuando las corrientes de falla
monofásica, alcanzan valores no demasiados altos, que puedan comprometer la seguridad y la
vida útil de los equipos que conforman el sistema de distribución. Para sistemas de 22 KV y
superiores se prefiere conexión directa a tierra. En líneas de transmisión de 115 KV y superiores
se prefiere a través de resistencia. En sistemas de 69 KV con alta concentración de potencia
sujeto a altas corrientes de cortocircuito, se usan reactores de moderado valor óhmico.
5.3.-MALLAS DE TIERRA.
La malla de tierra es un conjunto de conductores desnudos que permiten conectar los
equipos que componen una instalación a un medio de referencia, en este caso la tierra. Tres
componentes constituyen la resistencia de la malla de tierra:
La resistencia del conductor que conecta los equipos a la malla de tierra. 
La resistencia de contacto entre la malla y el terreno.
La resistencia del terreno donde se ubica la malla.
Una malla de tierra puede estar formada por distintos elementos: 
Una o más barras enterradas.
Conductores instalados horizontalmente formando diversas configuraciones.
Un reticulado instalado en forma horizontal que puede tener o no barras
conectadas en forma vertical en algunos puntos de ella.
En la figura N° 5.1 se muestra un esquema general de una malla de puesta e tierra.
Resistencia de las barras
Resistencia del reticulado
Figura N° 5.1 Configuración general de una malla.
Las barras verticales utilizadas en la construcción de las mallas de tierra reciben el
nombre de barras copperweld y están construidas con alma de acero revestidas en cobre. El valor
de la resistencia de una malla de tierra depende entre otros parámetros de la resistividad del
terreno. El método más usado para determinar la resistividad del terreno es el de Schlumberger, el
cual permite determinar las capas que componen el terreno, como también la profundidad y la
resistividad de cada uno de ellos.
5.3.1.- Objetivos de una malla.
Los objetivos fundamentales de una malla de tierra son:
Evitar tensiones peligrosas entre estructuras, equipos y el terreno durante
cortocircuitos a tierra o en condiciones normales de operación.
Evitar descargas eléctricas peligrosas en las personas, durante condiciones 
normales de funcionamiento.
Proporcionar un camino a tierra para las corrientes inducidas. Este camino
debe ser lo más corto posible.
5.3.2.- Tipos de mallas.
Se deben distinguir dos tipos de mallas en una instalación eléctrica que son:
Mallas de alta tensión.
Mallas de baja tensión.
Ambas mallas deben estar separadas de modo que la inducción de voltajes de la malla de
alta en la de baja sea 
a 125 V, a menos que la resistencia de cada una de ellas, en forma
separada, sea inferior a 1
, en este caso pueden las mallas conectarse entre sí.
La resistencia de una malla de baja tensión, según la norma editada por la
Superintendencia de Servicios Eléctricos y Combustibles (SEC) queda limitada como se muestra
en la expresión (5.1).
I
R
5
.
2
65
(5.1)
Donde:
65
:
Valor de tensión máximo a que puede quedar sometida una persona cuando
sucede un cortocircuito a tierra.
I
:
Corriente de operación de la protección del circuito o del equipo protegido
por la puesta a tierra.
5.3.3.- Resistividad equivalente del terreno.
Una forma ideal de realizar cálculos de resistencia y solicitaciones de voltaje para una
puesta a tierra ubicada en un terreno de 2 o más estratos, sería de disponer de una resistividad
Previous page Top Next page
Comparte ElPrisma.com en:   Tweet     Mister Wong 


Es política de El Prisma.com cumplir con las leyes nacionales y tratados internacionales que protegen la propiedad intelectual y los Derechos de Autor (Copyright). Los textos mostrados en esta página han sido enviados por nuestros usuarios que han declarado ser los autores de los mismos y han permitido su uso por parte de www.elprisma.com, si usted considera que la información contenida en esta página viola sus derechos de autor, por favor envíenos su notificación de infracción a sugerencias1[en]elprisma.com y removeremos los textos de nuestros servidores. Condiciones de Uso.

Administración de Empresas y Negocios, Economía y Finanzas, Mercadeo y Publicidad, Arquitectura, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Teología, Pedagogía, Ciencias Políticas, Derecho, Historia, Bellas Artes, Comunicación y Periodismo, Español y Literatura, Filosofía, Ingeniería Civil, Ingeniería de Minas y Petróleos, Ingeniería de Sistemas e Informática, Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Ingeniería Industrial, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Química, Biología, Física, Geografía, Matemáticas, Química, Medicina, Odontología, Psicología, Agronomía, Veterinaria, Zootecnia.