Portal para Investigadores y Profesionales

Encuentra más Cursos o Publica tu Contenido en ElPrisma.com





Stocks, Inventarios y Aprovisionamiento



Enlaces Patrocinados






Navigation bar
  Start Previous page
 2 of 5 
Next page End 1 2 3 4 5  

La demanda independiente o no programada de un producto suele ser de tipo probabilista. Las
demandas independientes deterministas mas bien son en la practica un recurso de la doctrina para completar
clasificaciones o para simplificar la formulación de los modelos. Esta circunstancia aleatoria en la generación de
la demanda puede causar rupturas de los stocks, con sus costos asociados y sus mermas indudables de la
calidad del servicio.
Es necesario en consecuencia, disponer de un inventario adicional en nuestros almacenes sobre lo
estrictamente necesario que haya establecido nuestro modelo de Reaprovisionamiento. Dicho stock de
seguridad, dependerá de las desviaciones que vaya a presentar el consumo durante el período que media entre
el lanzamiento de un pedido y la recepción de la mercancía, es decir durante el plazo de entrega (Lead Time) o
Período Crítico.
En consecuencia, la determinación de los Stocks de seguridad estará ligada a la percepción que
tengamos de esas desviaciones y al grado de fiabilidad, o “nivel de servicio”que estemos dispuestos a ofrecer a
nuestros clientes. Si tenemos la percepción estadística de las desviaciones bajo la forma de la desviación
estándar de la demanda, el stock de seguridad será el número de desviaciones estándar de reserva que nos
interese mantener. A su vez, ese número de desviaciones estándar de reserva nos definirá el nivel de servicio
que estamos ofreciendo.
En la práctica, la secuencia debe ser la contraria:
Fijar el "nivel de servicio" que estamos dispuestos a ofrecer a nuestros clientes, expresado como
porcentaje de servicios sin rupturas de stocks (por ejemplo, podemos fijar que en el 97,72 % de, los
suministros no existan rupturas de stocks).
Determinar, sobre la base de las leyes estadísticas, el número de desviaciones estándar de reserva que
debemos mantener, o “factor de servicio”, para garantizar ese nivel de servicio (en el ejemplo, anterior,
y para una distribución normal, se requieren 2 desviaciones estándar para asegurar ese nivel de
servicio)
5
.
Calcular el stock de seguridad multiplicando la desviación estándar de la demanda por el factor de
servicio(en el ejemplo que se mostró cuya media mensual era 113.25 unidades y la desviación estándar
de 13.0125 unidades, el stock de seguridad para un lead-time de un mes sería de 26 unidades).
     NIVELES DE SERVICIO Y FACTORES DE SERVICIO
Nivel de Servicio (%)
Factor de Servicio
75,00
0.70
85,00
1.00
90,00
1.30
95,00
1.70
98,00
2.10
99,00
2.30
99,99
3.10
                                                
5
Recordemos que en una distribución normal, los datos se concentran en torno a la media en 
1
= 95%  ,  2
= 97%   y 3
= 99%  de las observaciones de la población
Para el caso en que la demanda se explique mediante la ley de Poisson, la relación entre factor de
servicio se recoge de la tabla anterior.
Es necesario tener en cuenta en cualquiera de los casos que si el período de análisis de la
demanda (que era mensual en el ejemplo anterior) no coincide con el lead time, es necesario aplicar
determinadas correcciones estadísticas que se indican luego:
a)
si el período de origen para el cálculo de las medidas y desviaciones es:
               P
b)
y el nuevo período a considerar (por ej. el lead time) es:
           q = k . p
c)
la nueva medida será:
           m
q
= k . m
p
d)
y la nueva desviación será:
q
=
p
.      k   
3.4 TAMAÑO OPTIMO DE PEDIDOS 
La siguiente pregunta que se suele plantear el gestor a  la hora de plantear el reaprovisionamiento es:
¿ Cuanto Pedir ?
Esta es la principal pregunta a la que los analistas han tratado de dar respuesta desde que se puso de
manifiesto la importancia de la gestión científica de stock. La respuesta mas conocida a esta cuestión es la
famosa  “Formula del modelo de Wilson” para la determinación del lote económico de compras (LEC) o, en
ingles, economic order quantity (EOQ).
El modelo de Wilson se formulo para el caso de una situación muy simple y restrictiva, lo que no ha sido
óbice para generalizar su aplicación, muchas veces sin el requerido rigor científico, a otras situaciones más
próximas a la realidad.
Estrictamente el modelo de Wilson se formula para la categoría de modelos de aprovisionamiento
continuo, con demanda determinista y contante, en los siguientes supuestos respectivos
Solamente se consideran relevantes los costos de almacenamiento y de lanzamiento del pedido, lo que
equivale a admitir que:
El costo de adquisición del Stock es invariable sea cual sea la cantidad a pedir no existiendo
bonificaciones por cantidad por ejemplo, siendo por lo tanto un costo no evitable.
Los costos de ruptura de stock también son no evitables.
Además se admite  que la entrega de las mercaderías es instantánea, es decir con plazo de
reposición nulo.
En estas circunstancias el razonamiento de Wilson es el siguiente:
a)
Adoptemos la siguiente terminología:
“Q”: cantidad a solicitar del producto analizado (en cantidad o en precio)
“V”: volumen de ventas anuales del producto ( en cantidad o en precio )
“a”: el costo del almacenamiento expresado en una tasa anual sobre el costo del producto almacenado
“b”: El costo de lanzamiento de un pedido.
“c”: El costo de adquisición de un producto, utilizado exclusivamente para determinar los costos de
almacenamiento en función de la tasa antes citada.
b)
Admitamos que los stock evolucionan, coherentemente con la hipótesis antes expuesta.
c)
Se deduce inmediatamente que:
a.
El numero de pedidos lanzados al año es: V/Q
b.
El stock medio es: Q/2
c.
El costo de adquisición del stock cíclico es: c * (Q/2)
d.
El costo anual de almacenamiento es: a * c * (Q/2)
e.
El costo anual del lanzamiento de pedido es: b * (V/Q)
d)
En consecuencia el costo total anual de los inventarios en la hipótesis expuesta será:
C = b * (V/Q)+ a * c * (Q/2)
e)
La condición de que el costo total sea mínimo daría el siguiente valor del lote económico de compra
Q
optimo
=     2.V.b
                    a.c
Que es la expresión habitual de la formula de Wilson.
Consideremos el siguiente ejemplo.....
Una determinada Empresa presenta los siguientes datos:
a.
demanda anual 1.359 unidades
b.
costo de almacenamiento, expresado en forma de tasa anual “ad valorem” 18%
c.
costo de lanzamiento de un pedido $5 por pedido
d.
costo de adquisición del producto $100
Aplicando la formula de Wilson se deduce que el tamaño optimo de pedido ( LEC o EOQ ) es de 27.48
unidades (redondeado a 28 unidades), por lo que la empresa deberá lanzar unos 49 pedidos al año. Si en vez
de haber utilizado unidades para el calculo hubiéramos utilizado datos de precio para las ventas anuales, el
tamaño optimo de pedido aparecería también expresado en precio.
La generalización de esta formula a otros supuestos mas próximos a la realidad  (como, por ejemplo,
costos de transporte variables con el tamaño del pedido, bonificación por volumen, demandas variables y
probabilisticas, etc.) es analíticamente sencillo, aunque con serias dudas en los casos mas complicados acerca
de la rigurosidad matemática del empeño.
Considerando el ejemplo anterior añadiendo una nueva condición:
-
A partir de las 32 unidades de compra el proveedor aplica un descuento del 5% sobre el total de
la compra.
En este caso la hipótesis del modelo de Wilson se modifica en el sentido de que el costo de adquisición
del inventario deja de ser no evitable y pasa a ser relevante para el análisis.
Al costo implícito en la Formula de Wilson, que fue el indicado en el epígrafe d) anteriormente expuesto, habría
que sumar el costo de adquisición. En consecuencia, el costo total del lote económico de compra seria el
siguiente:
C = 5* (1359/32) + 0,18 * 100 * (28/2) + 100 * 1359 = $ 136.395,00
Supongamos ahora que, en lugar del lote económico de compra antes calculado, adquirimos el mínimo numero
de unidades necesarias para conseguir el descuento, es decir 32 unidades a $95 ©/
u
, el costo total seria:
C = 5* (1359/32) + 0,18 * 95 * (32/2) + 95 * 1359 = $ 129.591,00
Como el  nuevo costo total resulta inferior al anterior, la decisión optima seria adquirir en cada pedido el
numero de unidades más próximo a 28 que de lugar al descuento ofrecido, en este caso 32 unidades.
En un caso tan sencillo como este, para evitar riesgos en el uso combinado del lote económico de
compra (28 unidades indicadas mas atrás) y el nuevo limite (que no tenemos la seguridad que sea el optimo) de
32 unidades, lo idóneo seria simular con la ayuda de una hoja de calculo la evolución del costo total del
Reaprovisionamiento para distintas  hipótesis del tamaño del pedido, y elegir la que presente un costo mínimo.
3.5 REAPROVISIONAMIENTO CONTINUO: EL PUNTO DE PEDIDOS 
Pudiéndose Calcular con relativa simplicidad el tamaño optimo de pedido, con la ayuda de la formula de
Wilson, la siguiente pregunta que cabria formular seria:
¿ Cuanto pedir ?
En los modelos de reaprovisionamiento continuo los inventarios se controlan continuamente y el pedido
se cursa en el momento en que los inventarios decrecen hasta una cierta magnitud o “ punto de pedido” (en
ingles “order point”). La cantidad a pedir entonces seria el lote económico de compras. (LEC o EOQ).
Si se respetan escrupulosamente las hipótesis en las que se basa el modelo de Wilson (en concreto, lo
que establece que el plazo o periodo de reposición, lead-time, es nulo), el punto de pedido aparecería cuando el
nivel de inventarios fuera igual al stock de seguridad. En un caso mas general, con el periodo de reposición no
nulo, el punto de pedido aparecería cuando el nivel de inventarios fuera igual a la suma del stock de seguridad
mas la demanda que previsiblemente habría que atender durante el periodo de reposicion. Es decir:
Punto de pedido = demanda durante el lead-time + stock de seguridad
3.6 REAPROVISIONAMIENTO PERIODICO 
En el caso de los modelos de reaprovisionamiento periódico la respuesta a la pregunta    ¿cuanto
pedir? Es aparentemente sencillo: se lanza una orden de pedido cada cierto tiempo previamente establecido 
(una vez por semana, o una vez por mes, por ejemplo), denominado periodo de reaprovision. La cantidad a
pedir en ese momento ( en ingles “order quantity”) será la que restablece un cierto nivel máximo de existencias,
o “nivel objetivo”.
Este modelo de reaprovisionamiento tiende a utilizarse cuando existen demandas  reducidas de
muchos artículos y resulta conveniente unificar las peticiones de varios de ellos en un solo pedido para reducir
los costos de lanzamiento  o para obtener descuentos por volumen.
El nivel objetivo de existencias seria, en la hipótesis de periodo de reposición nulo, aquel que garantiza
los suministros durante el periodo de revisión. Es decir, la demanda prevista en dicho periodo mas un stock de
seguridad asociado a dicho periodo si la demanda fuera (caso real) de un tipo probabilista. La cantidad a pedir
en cada uno de los momentos preestablecidos seria la diferencia entre los stocks existente y el stock objetivo.
Si añadimos ahora el supuesto de que el periodo de reposición no es nulo, el nivel objetivo antes
calculado habría que sumarle la demanda prevista durante el plazo de reposición, ya que si solamente
solicitamos en el momento de la revisión la diferencia entre los stocks existentes y el stock objetivo antes
definido, en el momento de la reposición del pedido, algunos días (o semanas) después, no llegaríamos a
alcanzar dicho objetivo. En resumen tendríamos que:
Nivel objetivo = Demanda durante el lead-time +
Demanda durante el periodo de revisión +
Stock de seguridad
El periodo de revisión suele ser fijado por razones de índole practico, relacionadas con las pautas
temporales de gestión de la empresa, y por eso san tan frecuentes periodos de revisión semanales,
quincenales, mensuales, trimestrales, etc. Sin embargo la fijación del periodo de revisión cabe relacionarla,
buscando el optimo, con el concepto de lote económico de compra (LEQ o EOQ).
De acuerdo con este criterio, el periodo de revisión debería coincidir o aproximarse en lo posible al
intervalo medio entre dos pedidos que corresponde al lote económico de compra.
Puede suceder que el periodo de revisión coincida con una unidad de tiempo exacta (día, semana, mes,
trimestre), si no fuera así, habra que adecuar la revisión según el buen sentido común del responsable.
Muchas veces el pedido a realizar es diferente al lote económico de compra. Ello significa que los
costos del inventario cuando se utiliza el modelo de reaprovisionamiento periódico suelen ser superiores a los
costos del modelo de aprovisionamiento continuo (conclusión evidente) y solo aplicaremos el modelo de
reaprovisionamiento periódico cuando sea muy difícil o caro realizar el seguimiento continuo de los inventarios o
surjan economías de escala al simultanear pedidos de múltiples referencias.
4
CONTROL DE INVENTARIOS
Hasta ahora se han descrito las formas “clásicas” de abordar la planificación del Reaprovisionamiento y
se han descrito algunas herramientas fundamentales para la gestión de inventarios, como son las técnicas de
previsión de demanda y el análisis de costos.
Seguidamente como prolongación lógica de los procesos de planificación, se expondrán algunos temas
relacionados con el control de inventarios, tales como las técnicas de medida y recuentos de stock y criterios
generalmente admitidos de clasificación de materiales, necesarios para asignar óptimamente los esfuerzos que
lleva aparejada la gestión de inventarios.
4.1 MEDIDA DE LOS STOCKS 
Para controlar adecuadamente los stocks, el gestor de los inventarios debe contar con una serie de
medidas y ratios de control que reflejen de la manera mas completa posible la situación del activo circulante y,
en su caso, de los recursos puestos a su disposición para esa gestión.
Las magnitudes objeto de medida las podemos agrupar en las siguientes categorías:
Existencias 
Movimientos
Rotación
Cobertura
Y en su caso como antes se comento:
Recursos
La medida de existencias es la cuantificación del Activo circulante de que se dispone en cada momento
(si el sistema de medida así lo permite) o en determinados momentos característicos de la actividad de la
empresa: Existencias semanales (las presentes un día determinado y fijo de la semana), mensuales
(generalmente en el ultimo día de cada mes), y anuales o del ejercicio contable (en Europa suele ser al 31 de
diciembre; en otros ámbitos territoriales depende de la practica contable generalmente admitidas). Se trata, por
lo tanto, de una medida absoluta aunque puede relativisarse basándose en medidas medias: existencias
medias anuales, mensuales o semanales, por ejemplo.
Las existencias se pueden medir en unidades físicas (lo que hemos denominado precedentemente
como “volumen” de los stocks, aunque en la practica puede tratarse de unidades de volumen propiamente
dicho, de peso o unidades discretas), o en unidades monetarias (dólares, euros, pesos ..... ) esta ultima
valoración presenta algunos problemas de definición, como ya se expuso al hablar de los costos de los
inventarios,  por lo que el gestor de los inventarios, sin perder nunca de vista la cuantificación económica de las
existencias debe centrar su atención en el control de la cuantificación física.
La medición de los movimientos del circulante, es decir, de las entradas y salidas de materiales, es otro
aspecto fundamental del control de inventarios, que requiere por lo general la utilización de herramientas
informáticas de apoyo. Al igual que en el caso anterior, esta medición puede realizarse sobre la base de
unidades físicas o monetarias, con las mismas limitaciones y necesidades por parte del gestor de inventarios
antes expuestas. Las entradas y salidas pueden medirse pedido a pedido, o en términos periódicos: entradas o
salidas diarias, semanales, mensuales, o anuales, por ejemplo.
El ratio o tasa de rotación es otra magnitud, en este caso relativa fundamental para el control de los
inventarios que relaciona las salidas con las existencias. Se define de la siguiente manera: 
Rotación = 
  salidas
Existencias
La rotación se suele medir en términos anuales, situando en el numerador de la expresión anterior las
salidas totales del año o ejercicio económico y en el denominador las existencias medidas de dicho periodo. El
resultado (por ejemplo, 8,5), significa que para una referencia, familia de productos o total de la empresa, las
existencias han rotado durante un año en nuestros almacenes el numero de veces indicado. También pueden
medirse las rotaciones mensuales, semanales o diarias, según cuales sean las características de la referencia
analizada, pero el ratio de control por excelencia es el de las rotaciones anuales
Previous page Top Next page
Comparte ElPrisma.com en:   Tweet     Mister Wong 


Es política de El Prisma.com cumplir con las leyes nacionales y tratados internacionales que protegen la propiedad intelectual y los Derechos de Autor (Copyright). Los textos mostrados en esta página han sido enviados por nuestros usuarios que han declarado ser los autores de los mismos y han permitido su uso por parte de www.elprisma.com, si usted considera que la información contenida en esta página viola sus derechos de autor, por favor envíenos su notificación de infracción a sugerencias1[en]elprisma.com y removeremos los textos de nuestros servidores. Condiciones de Uso.

Administración de Empresas y Negocios, Economía y Finanzas, Mercadeo y Publicidad, Arquitectura, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Teología, Pedagogía, Ciencias Políticas, Derecho, Historia, Bellas Artes, Comunicación y Periodismo, Español y Literatura, Filosofía, Ingeniería Civil, Ingeniería de Minas y Petróleos, Ingeniería de Sistemas e Informática, Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Ingeniería Industrial, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Química, Biología, Física, Geografía, Matemáticas, Química, Medicina, Odontología, Psicología, Agronomía, Veterinaria, Zootecnia.