Portal para Investigadores y Profesionales

Encuentra más Cursos o Publica tu Contenido en ElPrisma.com





Teoría de Costos - Fundamentos



Enlaces Patrocinados






Navigation bar
  Start Previous page
 4 of 5 
Next page End 1 2 3 4 5  

El proceso conjunto incluye los tres elementos del costo. Además los costos de producción conjunta pueden
ser históricos o estándares.
Productos conexos o coproductos:  Si la diferenciación se basa en las ventas relativas, son aquellos en
que los ingresos por ventas de cada uno de los productos son casi iguales en cantidad, o al menos
importantes en relación con los ingresos totales.
Subproductos: Si la diferencia se basa en el nivel de ventas son los que generan un ingreso sensiblemente
menor al de su producto conexo. Es pues el producto incidental obtenido durante el proceso del producto
principal por el cual se ha logrado un valor relativo de venta en el mercado.
Otro criterio que se aplica para hacer la distinción incluye los objetivos declarados del negocio, el patrón de
utilidades deseado, la necesidad de un mayor grado de procesamiento antes de las ventas, y la seguridad
de los mercados. Por ejemplo, un producto relativamente importante, con un mercado inseguro, podría
clasificarse como un subproducto más que como producto conexo.
Costeo de los productos múltiples, conexo o coproductos
El objeto de la contabilidad de costos de los productos conexos es el de asignar una parte de los costos
conexos totales a cada coproducto, de modo que puedan calcularse los costos unitarios de producto y
prepararse el balance general. 
El problema radica en la asignación de los costos. En la práctica se emplean diversos métodos, entre los
cuales los más comunes son:
1)
Valor de venta relativa de la producción: Multiplicando el número de unidades fabricadas por el
precio de venta, se halla el valor de venta de la producción. La porción de los costos conexos totales
asignada a cada producto es igual a la proporción entre el valor de venta de la producción de cada
producto y el valor de venta de toda la producción.]
El uso de este método presupone la existencia de una relación entre el precio y el costo, lo cual no
implica que los costos del producto sean la base para fijar los precios. Por el contrario, los precios de los
productos conexos tienden a basarse en la competencia, en los suministros en existencia, en las
condiciones del mercado y en otras consideraciones.
2)
Medición física de la producción: Los costos conexos se asignan a los productos conexos sobre la
base de las unidades físicas de producción. Este método generalmente no puede emplearse cuando la
producción consta de distintos tipos de unidades (líquidos y sólidos), a menos que se les pueda igualar.
El uso de unidades de producción para asignar los costos conexos se justifica muy pocas veces.
3)
Medición del costo unitario promedio: No se hace ningún esfuerzo por calcular los costos separados
para cada uno de los productos conexos. En su lugar, se calcula un costo promedio para todos los
productos, que se usa para propósitos del costeo del inventario. 
La premisa subyacente es que, puesto que los costos conexos no pueden realmente identificarse con
productos específicos, los costos unitarios promedio son tan satisfactorios como cualquier otra base
para la medición de los ingresos, siempre que se usen en forma consistente.
4)
Método del rendimiento estándar: Los costos de las materias primas y procesos se asignan a los
productos conexos sobre la base de rendimientos estándar.
Existe otro criterio para la valuación, que es el que se aplica cuando alguno de los productos precisa un
proceso adicional. Cuando el producto múltiple se vende después del punto de separación su costo unitario
sólo incluye, obviamente, la porción del valor que se le ha asignado. Si se procesa luego de ese punto,
contiene esa parte y también los costos de los insumos agregados en el proceso adicional.
Debido a esto puede suceder que no haya un precio de mercado en el punto de separación. Entonces hay
que establecerlo partiendo del precio de venta del artículo, menos los costos de los procesos posteriores al
punto de separación, los gastos de comercialización y la eventual porción proporcional de la utilidad
correspondiente a los procesos posteriores. Se deduce así, en teoría, el valor de mercado de cada uno de
los productos múltiples.
Costeo de los subproductos
Se supone que por lo menos uno de los productos que constituyen la producción de la empresa tiene
importancia secundaria con relación a los ingresos derivados de las ventas relativas o de cualquier otro
criterio que se aplique. Si los ingresos derivados del producto secundario son casi insignificantes, el
producto se llama material de desecho o sobrante. Otros artículos tangibles que surgen del proceso de
producción pero que no tienen ningún valor son los llamados desperdicios.
El método de contabilidad de los subproductos supone que el producto secundario tiene algún valor en el
mercado. Por lo tanto, el método tiene aplicación cuando el valor comercial del producto secundario es
bastante importante, pero no tan importante como el valor de venta del producto o productos principales; y
también cuando el valor de venta del producto secundario es relativamente menor.
El valor estimado en el mercado o de venta del producto secundario se deduce del costo de producción total
incurrido para la producción de todos los artículos, principales y secundarios. Esta cantidad residual se
asigna luego al producto o productos principales, empleando el método de los costos conexos si existen
coproductos. El producto secundario se asienta en el inventario a su valor comercial estimado.
Las alternativas para la valuación de los subproductos son las siguientes:
1)  El subproducto no afecta el costo de producción del artículo del cual deriva y, por ende, de la línea de
productos por la que se comercializa, puesto que su resultado se registra en una línea especial.
2)  El subproducto no afecta el costo de producción del artículo del cual deriva, pero el monto de su
facturación se agrega al de entregas de la línea por la que se comercializa el artículo principal, y sus
gastos de comercialización se añaden también a los del artículo principal.
3)  El subproducto no afecta el costo de producción del artículo del cual deriva, pero el resultado neto de su
entrega se deduce del consto de entregas de la línea por la cual se comercializa el artículo principal.
4)  El precio de mercado neto del subproducto se deduce del costo de producción del artículo principal,
creando una subcuenta especial en el centro productor.
5)  El precio de mercado neto del subproducto se deduce de la subcuenta Materia Prima del artículo
principal.
6)  El subproducto es sometido a un proceso adicional antes de su comercialización.
SISTEMAS DE COSTOS SEGÚN EL TRATAMIENTO DE LOS COSTOS FIJOS
COSTEO VARIABLE
Definición de conceptos básicos. Separación en costos fijos y variables
Bajo este sistema se afirma que los costos fijos de producción se relacionan con la capacidad instalada y
ésta, a su vez, está en función dentro de un período determinado, pero jamás con el volumen de
producción.
El hecho de contar con una determinada capacidad instalada genera costos fijos que, independientemente
del volumen que se produzca, permanecen constantes en un período determinado; por lo tanto, lo costos
fijos de producción no están condicionados por el volumen de ésta, ya que no son modificables por el nivel
en el cual se opera; de ahí que para costear bajo este método se incluyan únicamente los costos variables;
los costos fijos de producción deben llevarse al período, lo que trae aparejado que no se le asigne ninguna
parte de ellos al costo de las unidades producidas.
Para valuar los inventarios, sólo contempla los costos variables.
Este sistema de costeo se concentra principalmente en el margen de contribución, que es el exceso de
ventas sobre los costos variables. Cuando se expresa como un porcentaje de las ventas, el margen de
contribución se conoce como índice de contribución o índice marginal.
Bajo este sistema, la utilidad está correlacionada con las ventas y no es afectado por el nivel de producción.
Discusión y aspectos doctrinarios
Los críticos a este sistema sostienen que los costos fijos, como los variables, se registran para fabricar
productos y por lo tanto deben aplicarse a tales productos.
La exclusión de los costos fijos de fabricación de los inventarios afecta al balance general así como al
estado de resultados. Los oponentes al sistema de costeo variable afirman que esto produciría un balance
general todavía más conservador y menos realista que el que se prepara en la actualidad.
Aunque los costos directos son importantes en las decisiones para fijar precios a corto plazo, los oponentes
del sistema señalan que este método crea una tendencia a dejar de lado la necesidad de recuperar los
costos fijos mediante el precio del producto, ya que la continuidad a largo plazo depende de la reposición de
los activos.
También se le ha criticado a este sistema su extrema simplificación: los costos variables casi nunca son
totalmente variables, así como rara vez los costos fijos son totalmente fijos.
Ventajas y limitaciones en su aplicación
1)  Ventajas
Tiende a ofrecer un mayor control sobre los costos del período.
Es particularmente útil en las decisiones para fijar precios a corto plazo
Facilita la planeación, mediante el uso del modelo costo-volumen-utilidad (ver punto de equilibrio)
Elimina fluctuaciones de los costos por efecto de los diferentes volúmenes de producción.
Elimina el problema de elegir bases para prorratear los costos fijos, ya que su distribución es
subjetiva.
Facilita la rápida evaluación de los inventarios, al considerar sólo los costos variables, los cuales son
medibles.
Suministra un mejor presupuesto de efectivo, debido a que normalmente los costos variables implican
desembolsos.
Muestra claramente cuando un artículo deja de ser remunerativo.
En una empresa donde aún no funciona ningún sistema de costos, este método es más fácilmente
implantable que el integral.
Su economicidad no ofrece dudas.
2)  Limitaciones:
Dificultad para establecer una perfecta división entre costos variables y fijos
Linealidad en el comportamiento de los costos
El precio de venta, los costos fijos dentro de una escala relevante y el costo variable por unidad
permanecen constantes.
Permite conocer el precio inferior, pero no el precio a conseguir, el precio de venta verdadero.
El valor de los inventarios de existencias en proceso y terminadas no es representativo del patrimonio
real de un negocio. Esta subvaluación puede acarrear inconvenientes en la obtención de créditos.
En épocas de control de precios, las empresas necesitan conocer el costo unitario integral.
Entorpece el cálculo de los costos de ociosidad y de iniciación, cuando estos hechos afectan sólo a
una parte de una empresa, puesto que se desconocen los costos fijos totales de cada centro.
Los costos como herramienta de control de la dirección
El costeo variable ayuda a los empresarios a comprender que son las ventas las que generan las
utilidades, y no el proceso industrial.
Los estados de resultados por líneas de productos son más fáciles de entender por los gerentes; al no
estar oscurecidos por las sobre y subabsorciones, concentran la atención del lector sobre los aspectos
controlables del negocio.
Familiariza a los empresarios con el punto de equilibrio, y los acerca a esta herramienta.
El costeo variable muestra claramente cuando un artículo deja de ser remunerativo.
Es útil a la hora de tomar cualquier decisión conducente al incremento de las utilidades.
COSTEO INTEGRAL POR ABSORCIÓN
Definición de conceptos básicos
Este sistema trata de incluir dentro del costo del producto todos los costos de la función productiva,
independientemente de su comportamiento fijo o variable. El argumento en que se basa dicha inclusión es
que, para llevar a cabo la producción, se requiere de ambos.
El uso de este sistema implica aplicar la totalidad de las cargas fabriles mensuales a la producción realizada
en ese lapso. Ello da lugar a la paradoja de tener costos elevados en períodos de bajo volumen y costos
reducidos en meses de alta producción.
Para valuar los inventarios, considera tanto los costos variables como los fijos.
Bajo este sistema, la utilidad es afectada por la producción, así como por las ventas.
Ventajas y limitaciones de su aplicación
1)  Ventajas:
Permite medir la incidencia de cambios bruscos en los costos fijos,
Permite conocer y precisar la incidencia de los gastos de estructura en los costos unitarios.
2)  Limitaciones:
No ofrece demasiado control sobre los costos del período.
Al darle mayor importancia a las utilidades contables a largo plazo que a las utilidades en efectivo,  no
es especialmente útil para la fijación de precios a largo plazo, caso en el cuál son más adecuados los
datos de las utilidades en efectivo.
En industrias con productos múltiples impide formular una inteligente estrategia de precios, al no
poder discernir los datos del problema con suficiente exactitud.
Relación de ambos sistemas de costeo (Variable vs. Absorción) para brindar información con fines
diferentes
Bajo el método de costeo absorbente las utilidades pueden ser cambiadas de un período a otro con
aumentos o disminuciones de inventarios. Esta diferencia, según el método de costeo utilizado, puede dar
lugar a diversas situaciones, a saber: 
SITUACIÓN
VARIABLE
ABSORCIÓN
Volumen de ventas > volumen de
producción
La utilidad es mayor
La producción y los inventarios
de productos terminados
disminuyen
Volumen de ventas < volumen  de
producción
La producción y los inventarios
de artículos terminados
aumentan
La utilidad es mayor
Volumen de ventas = volumen de
producción
Iguales utilidades
La diferencia sustancial residen en cómo considerar a los costos fijos de producción: si costos de productos
o del período, lo que origina diferentes valuaciones en los inventarios y, por lo tanto, en la utilidad.
PUNTO DE EQUILIBRIO
Concepto, utilidad, limitaciones
El diagrama de punto de equilibrio o diagrama de beneficios es una artificio gráfico donde se representan
las cifras de entregas y las de los costos variables y fijos, que destaca las utilidades ante distintas
alternativas de volumen. En definitiva revela la utilidad estimada que se obtendrá con distintos volúmenes
de ventas, así como las ventas mínimas para no sufrir pérdidas.
Es una herramienta útil para efectuar vaticinios de ganancias a corto plazo en función del volumen de
ventas, ya que permite presupuestar fácilmente los gastos correspondientes a cualquier nivel a que opere el
negocio.
Todo nivel ubicado a la derecha del punto de equilibrio provee utilidades, mientras que los que se hallan a la
izquierda no alcanzan a recuperar los costos totales. Cuanto más a la izquierda se encuentra el punto de
equilibrio, más favorable es la situación. (si está más a la izquierda, también está más arriba)
Este diagrama puede prepararse para un artículo en particular, para una línea de bienes, para una zona o
agencia de ventas, para un canal de distribución o para una compañía.
Volumen de ventas normal: es el que provee a la empresa las utilidades que necesita para hacer frente a
las vicisitudes de la vida económica.
Volumen de ventas en el punto de equilibrio: indica cuál es la cantidad mínima que debe comercializarse
para no entrar en la zona de pérdidas.
Margen de seguridad: Es el porcentaje en que pueden descender los ingresos antes de que se empiece a
operar con pérdidas.
Una compañía debe operar a un nivel superior al punto de equilibrio para poder reponer su equipo, distribuir
sus dividendos y tomar providencias para su expansión.
Las limitaciones del diagrama de beneficio son las que siguen:
Supone que los costos fijos se mantienen invariables, aunque se produzcan cambios bruscos en el nivel
de actividad.
Supone que la mano de obra directa unitaria permanece estática ante cualquier contingencia de
volumen,
Supone que el grado de eficiencia con que se opera es constante.
Supone que la capacidad productiva se aprovecha siempre en el mismo grado.
Supone que las especificaciones técnicas y los estudios de tiempos no se actualizan.
Supone que las funciones son lineales y que cada uno de los factores es independiente de los otros (los
precios, en condiciones de competencia imperfecta, tienden a reducirse a medida que se incrementa el
volumen). Al asumir linealidad de las relaciones el nivel de producción más rentable se encontraría en el
límite máximo de capacidad fabril.
Es poco útil para analizar una compañía en conjunto, si eso se hace en virtud de cifras globales. Puede
caerse en errores si el volumen de producción no está sincronizado con el de ventas. Las
acumulaciones de existencias tergiversan los resultados.
Para usarlo como herramienta en la toma de decisiones tiene que estar permanentemente actualizado.
Planeamiento de resultados
El modelo costo-volumen-utilidad ayuda a la administración para determinar las acciones que se deben
tomar con la finalidad de lograr cierto objetivo, que en el caso de las empresas con fines de lucro, es
llamado utilidad o resultado.
Las utilidades deberían ser suficientes para remunerar al capital invertido en la empresa. La forma de
calcular el volumen de ventas necesario para alcanzar un determinado resultado es simple:
unitario
ón
contribuci
de
Margen
deseada
Utilidad
fijos
Costos
vender
por
Unidades
Análisis marginal
Técnica basada en la contribución marginal; se basa en la contribución que da cada artículo a la utilidad
final de la empresa. Estudia la interrelación que existe entre 3 factores fundamentales, que determinan los
beneficios:
Previous page Top Next page
Comparte ElPrisma.com en:   Tweet     Mister Wong 


Es política de El Prisma.com cumplir con las leyes nacionales y tratados internacionales que protegen la propiedad intelectual y los Derechos de Autor (Copyright). Los textos mostrados en esta página han sido enviados por nuestros usuarios que han declarado ser los autores de los mismos y han permitido su uso por parte de www.elprisma.com, si usted considera que la información contenida en esta página viola sus derechos de autor, por favor envíenos su notificación de infracción a sugerencias1[en]elprisma.com y removeremos los textos de nuestros servidores. Condiciones de Uso.

Administración de Empresas y Negocios, Economía y Finanzas, Mercadeo y Publicidad, Arquitectura, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Teología, Pedagogía, Ciencias Políticas, Derecho, Historia, Bellas Artes, Comunicación y Periodismo, Español y Literatura, Filosofía, Ingeniería Civil, Ingeniería de Minas y Petróleos, Ingeniería de Sistemas e Informática, Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Ingeniería Industrial, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Química, Biología, Física, Geografía, Matemáticas, Química, Medicina, Odontología, Psicología, Agronomía, Veterinaria, Zootecnia.