Portal para Investigadores y Profesionales

Encuentra más Cursos o Publica tu Contenido en ElPrisma.com





Torno Paralelo



Enlaces Patrocinados






Navigation bar
  Start Previous page
 2 of 3 
Next page End 1 2 3  

puede moverse a mano, a lo largo de la bancada, por medio de una manivela o
un volante.
B) Carro transversal: El carro principal lleva una guía perpendicular a los de la bancada
y sobre ella se desliza el carro transversal. Puede moverse a mano, para dar la
profundidad de pasada o acercar la herramienta a la pieza, o bien se puede mover
automáticamente para refrentar con el mecanismo ya explicado. 
Para saber el giro que se da al husillo y, con ello, apreciar el desplazamiento del carro
transversal y la profundidad de la pasada, lleva el husillo junto al volante de
accionamiento un tambor graduado que puede girar loco o fijarse en una posición
determinada. Este tambor es de gran utilidad para las operaciones de cilindrado y
roscado, como se verá más adelante.
C) Carro orientable: El carro orientable, llamado también carro portaherramientas, está
apoyado sobre una pieza llamada plataforma giratoria, que puede girar alrededor de
un eje central y fijarse en cualquier posición al carro transversal por medio de cuatro
tornillos. Un círculo o limbo graduado indica en cualquier posición el ángulo que el
carro portaherramientas forma con la bancada. Esta pieza lleva una guía en forma de
cola de milano en la que se desliza el carro orientable. El movimiento no suele ser
automático, sino a mano, mediante un husillo que se da vueltas por medio de una
manivela o un pequeño volante. Lleva el husillo un tambor similar al del husillo del
carro transversal.
Para fijar varias herramientas de trabajo se emplea con frecuencia la torre
portaherramientas, la cual puede llevar hasta cuatro herramientas que se colocan en
posición de trabajo por un giro de 90º. Tiene el inconveniente de necesitar el uso de
suplementos, por lo cual se emplea el sistema americano, o bien se utilizan otras
torretas que permiten la graduación de la altura de la herramienta, que además tiene la
ventaja de que se puede cambiar todo el soporte con la herramienta y volverla a
colocar en pocos segundos; con varios soportes de estos se pueden tener preparadas
otras tantas herramientas.
Trabajos que se hacen con el torno paralelo:
Los trabajos característicos que se hacen en el torno paralelo son: 
- Cilindrado exterior e interior.
- Refrentado.
- Torneado de conos exteriores.
- Troceado y ranurado.
- Otros trabajos de torneado.
- Roscado en el torno.
-
Cilindrado exterior: Es una operación para dar forma y dimensiones a la superficie
lateral de un cilindro recto de revolución. Se emplea siempre la herramienta adecuada,
recta o curvada, de acuerdo con la operación de desbaste o de acabado. La posición
debe ser correcta para que se pueda realizar toda la longitud de la pasada sin
interrupciones. Hay que asegurarse de que no estorban: el perro, las garras del plato,
la contrapunta, las lunetas, etc.
Así como en el desbaste lo fundamental no es ni la rugosidad ni la precisión, sino el
rendimiento en la cantidad de viruta cortada, en el acabado, dentro de las limitaciones
del torno, lo fundamental es la precisión en las medidas y la rugosidad, que deben ser
pedidas en los dibujos de taller. Se realiza maniobrando de igual modo que en el
cilindrado de desbaste, pero variando los elementos de corte, como son la velocidad,
el avance y la profundidad de pasada, así como la herramienta.
-
Refrentado:
Se llama así a la realización de superficies planas en el torno. El
refrentado puede ser completo, en toda la superficie libre, o parcial, en superficies
limitadas. También existe el refrentado interior.
Las herramientas normales suelen ser definidas por las normas DIN 4.978, 4.980 y
4.977. También pueden emplearse las DIN 4.971 y DIN 4.876 y otras similares o sus
correspondientes UNE o ISO. Un detalle importante a tener en cuenta es el ángulo de
posición; hay que evitar que la herramienta tienda a acuñarse o clavarse en la pieza.
Preparadas la pieza y la herramienta y seleccionada la velocidad, se procede a dar la
pasada. Si la superficie es pequeña se puede dar la profundidad de pasada con el
carro principal y, una vez lograda, se mantiene fijo el carro con una mano, mientras
con la otra se da el avance a mano, accionando el husillo transversal, o se pone el
automático de refrentar.
Si la superficie es mayor y el trabajo es de precisión, es mejor actuar de la manera
siguiente :
- Se aproxima la herramienta con los carros principal y transversal. 
- Se fija el carro principal apretando el sistema de frenado o fijación del mismo. 
- Se da la profundidad de pasada por medio del carro orientable (conviene que esté
paralelo al eje principal). Si se han de dar varias pasadas, se pone el tambor a cero y
se va controlando en el mismo la profundidad rebajada. Naturalmente, si la superficie
es completa y se refrenta del centro hacia fuera, la pasada debe darse en marcha. 
- Se coloca el automático de refrentar.
-
Torneado de conos exteriores: En líneas generales, es muy parecido al torneado
de cilindros. Pero presenta algunas peculiaridades. El torneado de conos puede
hacerse de varias maneras:
- Con inclinación del carro orientable,
- Con aparato copiador,
- Entre puntos con desplazamiento del cabezal.
Para pequeñas serie o piezas únicas suele emplearse el primer procedimiento. Tiene
el grave inconveniente de que, al no tener movimiento automático el carro orientable,
la uniformidad no puede ser muy buena, salvo que se posea una gran práctica y
destreza. Para grandes series es aconsejable emplear el segundo o tercer
procedimiento.
Un detalle muy interesante, a tener en cuenta en cualquier sistema empleado en el
torneado de conos, es que la punta de la herramienta debe estar perfectamente a la
altura del punto o eje del torno. Si no se hace así, la superficie cónica no resulta tal, ya
que la herramienta no se desplaza sobre una generatriz, sino sobre una línea que se
cruza con el eje, dando lugar a una superficie reglada cónica, 
pero no a un cono.
-
Torneado de conos por inclinación del carro orientable: 
La inclinación del carro orientable no se puede hacer con precisión, solamente con la
graduación del mismo, ya que normalmente no se alcanzan apreciaciones menores de
15'. Pero es muy interesante como primera aproximación; por eso, en los dibujos no
debe faltar nunca la acotación de la inclinación o semiángulo del cono en grados,
aunque sólo sea aproximado.
-
Torneado de conos con copiador: 
Es el procedimiento recomendado para grandes series. El copiador puede ser
hidráulico o mecánico; pero en ambos sistemas, la base fundamental es la plantilla
guía, cuyo ángulo debe ser el del semiángulo del cono. En la calidad y precisión de la
colocación de la plantilla estriba la precisión de la conicidad. El acabado puede ser de
buena calidad, por hacerse con el avance del carro principal, que como es lógico, se
mueve automáticamente igual que para el cilindrado. La verificación se hace, como
anteriormente se indicó, en las primeras piezas; ya que, trabajando normalmente, no
se suele desajustar el copiador y, por tanto, sólo habrá que verificar el diámetro para
las otras piezas. Por seguridad, a cada cierto número de piezas, conviene verificar
también la conicidad.
-
Torneado de conos entre puntos con desplazamiento del contracabezal: 
Es el tercero de los sistemas anotados; como el anterior, se presta para series de
conos largos de poca conicidad, ya que el desplazamiento de la contrapunta es
limitado. En estos casos los puntos deben ser esféricos, ya que los normales no se
apoyarían correctamente, sobre todo en los casos más desfavorables. Por razones de
desgaste, el punto del contracabezal conviene que sea giratorio, ya que el contacto se
reduce a una simple línea.
-
Troceado: Consiste en cortar una pieza en partes. Es una operación delicada que
requiere gran seguridad y experiencia, pero resultará más fácil si se tiene en cuenta las
causas de la dificultad. El peligro principal está en los inconvenientes que encuentra la
viruta para salir de la ranura, particularmente cuando el canal tiene cierta profundidad.
-
Torneado de interiores o mandrinado:
Esta operación consiste en realizar cilindros o conos interiores, cajas, ranuras, etc.
Como en el taladrado, el montaje debe ser tal que deje libre el extremo de la pieza.
-
Roscado: El roscado en el torno puede hacerse por medio de machos y terrajas
convencionales y con herramientas especiales, cuando se trata de trabajo en serie.
Previous page Top Next page
Comparte ElPrisma.com en:   Tweet     Mister Wong 


Es política de El Prisma.com cumplir con las leyes nacionales y tratados internacionales que protegen la propiedad intelectual y los Derechos de Autor (Copyright). Los textos mostrados en esta página han sido enviados por nuestros usuarios que han declarado ser los autores de los mismos y han permitido su uso por parte de www.elprisma.com, si usted considera que la información contenida en esta página viola sus derechos de autor, por favor envíenos su notificación de infracción a sugerencias1[en]elprisma.com y removeremos los textos de nuestros servidores. Condiciones de Uso.

Administración de Empresas y Negocios, Economía y Finanzas, Mercadeo y Publicidad, Arquitectura, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Teología, Pedagogía, Ciencias Políticas, Derecho, Historia, Bellas Artes, Comunicación y Periodismo, Español y Literatura, Filosofía, Ingeniería Civil, Ingeniería de Minas y Petróleos, Ingeniería de Sistemas e Informática, Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Ingeniería Industrial, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Química, Biología, Física, Geografía, Matemáticas, Química, Medicina, Odontología, Psicología, Agronomía, Veterinaria, Zootecnia.